Público
Público

700 millones en dividendos para los grandes constructores

En 2008 cobraron hasta un 40% más con cargoal ejercicio de 2007

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los dueños de las grandes constructoras han cobrado este año los réditos de un buen 2007, cuando ACS, Ferrovial, FCC, Acciona y Sacyr ganaron 4.900 millones. Los principales accionistas de estos gigantes se han embolsado este año en torno a 700 millones en dividendos, con cargo a las cuentas del pasado ejercicio.

Aunque el beneficio de las cinco grandes fue generoso en 2007 ya no creció, como lo había hecho en 2006, cuando estas compañías lograron duplicar sus ganancias gracias a algunas ventas que les dieron plusvalías y a los dividendos cobrados por su entrada en las energéticas, como es el caso de ACS, con sus participaciones en Unión Fenosa e Iberdrola, Acciona, con la de Endesa, y Sacyr, con la de Repsol. En el caso de Ferrovial, la compra del primer gestor de aeropuertos del mundo, el ex monopolio británico BAA, premió sus cuentas.

Pese a que los cinco gigantes de la construcción redujeron sus beneficios casi un 4% el año pasado, los dividendos aumentaron entre un 2% y un 40%, según los datos que dan las propias compañías.

Este último caso es el de ACS, la primera del sector, que está controlada por la familia de banqueros March (que tenía un 22% al comenzar el año y, tras dos amortizaciones de autocartera de la empresa, ahora ronda el 24%), Alberto Cortina y Alberto Alcocer, los Albertos (empezaron el año con un 12,5% que, por el mismo efecto de reducir ACS el número de acciones en circulación, alcanzan casi el 14%) y Florentino Pérez, presidente del grupo (tenía el 11% y ahora supera el 12%). Con un 40% más de dividendo repartido a todos los accionistas, los March recibieron 129 millones; los Albertos, 73 millones; y el presidente del grupo, unos 64 millones.

Los Entrecanales fueron los segundos que más subieron el dividendo de su empresa, Acciona, en concreto, un 28%, tras el rendimiento que le han sacado a su 25% de Endesa. José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona y de Endesa, y su familia controlan un 59,8% de la empresa y se embolsaron 140 millones.

Mientras, la familia Del Pino decidió aumentar el dividendo de Ferrovial (en la que tiene un 58,3% del capital) un 22% a pesar de que el beneficio de 2007 se redujo a la mitad por el impacto de digerir los aeropuertos británicos. Con cargo a las cuentas de ese año, como el resto de compañías, Rafael del Pino y tres de sus hermanos han percibido 104 millones de euros a lo largo de 2008. Fernando del Pino es el único que no entra dentro del reparto ya que decidió, a finales de 2006, salirse de la sociedad familiar para montar una empresa de inversión por su cuenta tras dirimir sus diferencias con Rafael del Pino.

Más austera ha sido Esther Koplowitz, la segunda que más dinero recibe por dividendos tras los Entrecanales, 119 millones, aunque los ha aumentado sólo un 4%.

Pero el que más ha ajustado el pago de dividendos ha sido Sacyr, para la que está siendo un mal año. La empresa elevó un 1,7% el dividendo lo que permitió a Luis del Rivero, presidente, cobrar 25 millones; al cofundador de Sacyr, José Manuel Loureda, percibir 24,7 millones; y a Juan Abelló, 18 millones.