Público
Público

El 71% de los vascos expresa poca o ninguna confianza en el Gobierno Vasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 71 por ciento de los vascos ha expresado tener poca o ninguna confianza en el Gobierno Vasco liderado por Patxi López, según el último estudio sociológico del Euskobarómetro del año 2009.

En este estudio, que elabora semestralmente la Universidad del País Vasco, los vascos se han mostrado mayoritariamente escépticos y pesimistas con la actuación de las instituciones, si bien han valorado que ETA esté cada vez más debilitada.

El desempleo continúa apareciendo en el Euskobarómetro como la principal preocupación para un 51% de los vascos, seguido de la situación económica (19%) y la violencia y el terrorismo (8%), con los mismos porcentajes que hace seis meses.

Según el estudio, por primera vez ninguna institución ha obtenido el aprobado y la sociedad vasca ha suspendido a su clase política, lo que refleja, según ha dicho Francisco Llera, director de la encuesta, "un sentimiento de fatiga institucional evidente, ya que se responsabiliza a los políticos de la situación económica".

Así, el 71% ha expresado tener poca o ninguna confianza en el Gobierno Vasco liderado por Patxi López, dos de cada cinco ha hecho un análisis "claramente negativo" de su gestión y casi dos tercios siguen en desacuerdo con el pacto entre PSE y PP que sostiene al actual Ejecutivo socialista.

Llera ha destacado que ese nivel de desconfianza hacia el Ejecutivo es similar al reflejado tras las elecciones y "quizá -ha opinado- se mantiene ese sentimiento porque su gestión todavía no ha acabado".

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "ha agudizado su desgaste en el País Vasco", donde un 46% de ciudadanos suspende su gestión, según el sondeo.

Los vascos han dicho sentirse no nacionalistas en un 50%, frente a un 44% que se confiesa nacionalista, si bien tres de cada cuatro vascos han asegurado estar relativamente satisfechos con el Estatuto de Gernika, mientras una minoría del 31% mantiene "deseos de independencia".

Se ha generalizado "el clima de malestar democrático, sobre todo entre los nacionalistas", mientras más de un tercio sigue percibiendo falta de libertad y casi la mitad tiene miedo a participar en política, especialmente entre los no nacionalistas.

Los ciudadanos se han mostrado más optimistas que en anteriores períodos respecto al final del terrorismo, ya que perciben a ETA "cada vez más debilitada".

La sociedad vasca ha reafirmado su rechazo mayoritario a ETA, en un 76%, y ha manifestado unidad para deslegitimar el recurso a la violencia como forma de defender objetivos políticos, argumento que "vuelve a dividir a los votantes de una izquierda abertzale desconcertada".

Además, según la encuesta, sólo el 4% de los votantes de la izquierda abertzale sigue apoyando incondicionalmente a la banda terrorista.

La mitad de los preguntados ha rechazado las últimas actuaciones judiciales contra la izquierda abertzale ilegalizada y un 47% ha apoyado la participación del PNV en la manifestación de protesta contra la detención de los dirigentes radicales.

Asimismo, la mayoría de los vascos no ve "diferencias significativas" entre la eficacia de la política antiterrorista del actual Gobierno Vasco respecto a la del anterior, al tiempo que una "abrumadora mayoría" del 83% ha demandado un acuerdo de todos los partidos democráticos vascos para luchar contra ETA.

El Euskobarómetro ha evidenciado que un 45% ha considerado "inaceptable la exhibición pública de carteles y fotos de homenaje a presos de ETA" y de esta forma ha "avalado las medidas de prohibición y retirada adoptadas por el departamento de Interior", que dirige Rodolfo Ares.

Sin embargo, la sociedad vasca está dividida al valorar la actuación de la Ertzaintza ante la violencia callejera ya que un 37% la juzga correcta, para un 32% es demasiado severa y un 17% la ve ineficaz.

La mayoría se ha vuelto a mostrar muy dividida ante una eventual negociación del Gobierno con ETA, según ésta sea incondicional o condicionada a su abandono previo de las armas.

El equipo del Euskobarómetro del Departamento de Ciencia Política de la Universidad del País Vasco realizó 1.200 entrevistas individuales a domicilio mediante cuestionario estructurado entre los días 29 de octubre y 25 noviembre de 2009, a personas mayores de edad de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava.