Público
Público

Entre un 75 y un 79% de los facultativos secunda su tercer día de huelga

Médicos, biólogos y farmacéuticos de los hospitales y centros de salud de la Comunidad de Madrid secundan la convocatoria de paro indefinido. El resto de personal sanitario continúa con las protestas a ritmo de 'flashmo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Casi un 80% de los facultativos (médicos, biólogos, farmacéuticos) de la comunidad de Madrid ha secundado hoy la convocatoria de huelga indefinida de la Asociación de Facultativos y Especialistas de Madrid (Afem). Según los convocantes, el 75% de los profesionales de dichas categorías que trabajan en hospitales han parado hoy. Dicha cifra, en los centros de salud de atención primaria alcanza el 79%.

Además, el resto del personal sanitario -convocado sólo a cuatro días de huelga: el lunes y martes pasados y los próximos 4 y 5 de diciembre- también ha continuado con sus movilizaciones habituales contra la privatización de la sanidad pública anunciada por el Ejecutivo de Ignacio González, el pasado 31 de octubre, en la presentación del Plan para la sostenibilidad del sistema sanitario público.

Por la mañana, cientos de trabajadores y pacientes se concentraron frente al hospital Doce de Octubre bajo el lema 'Somos médicos, somos pacientes, defendamos la sanidad pública'. Después, muchos protagonizaron, frente al mismo edificio, un divertido flashmob a ritmo del Think, de Aretha Franklin.


También en horario matinal tuvo lugar la protesta contra la orden de la Consejería de Sanidad en la que se exigía a los gerentes de los hospitales la retirada de carteles en las que se insinúe la 'venta' del sistema público. Las pancartas que citen al presidente de la Comunidad, Ignacio González o al consejero del ramo, Javier Fernández Lasquetty, también debían ser retiradas, bajo amenaza de estar cometiendo un delito administrativo. Fuentes de la Consejería han negado rotundamente que hubieran ordenado eliminar las pancartas contra González o Fernández Lasquetty, aunque han señalado que sí se ha ordenado la retirada de aquellas pancartas en las que se aluda al pago por servicios sanitarios. Los trabajadores salieron a la calle 'amordazados' por la 'represión absoluta' de la Administración regional. Algunos de ellos han anunciado en Twitter, retando a la Consejería, sus intenciones de volver a 'decorar' su centro. 

En Parla, además, una veintena de vecinos se han encerrado en los pasillos del Hospital Infanta Cristina para protestar por el 'ataque a la libertad de expresión' por parte de los gerentes y para pedir la devolución de las pancartas retiradas, según los trabajadores, de madrugada, informa Europa Press. Horas después fueron desalojados por la policía, según adelantó el diario El País

Ya por la tarde las movilizaciones volvieron al hospital de La Princesa, primero en empezar la oleada de encierros que recientemente se ha extendido a los centros de atención primaria. Allí ya no coreaban lemas contra la privatización de la sanidad, sino que fue, por primera vez, una concentración 'silenciosa'. En esta ocasión, la marea blanca se vistió de negro para escenificar el funeral de la sanidad pública. Médicos, enfermeros y ciudadanos acudieron al velatorio. [Imagen publicada en Twitter por los trabajadores del propio hospital: @noalcierreHULP].

Ante la imposibilidad de 'decorar' los centros sanitarios de la comunidad de Madrid con los carteles que denuncian la privatización del sistema público, los trabajadores han lanzado una campaña a través de las diversas redes sociales pidiendo el apoyo de los vecinos para visibilizar su lucha.

Bajo el hashtag #VentanasBlancas, las cuentas de Twitter de los respectivos hospitales piden a todos los ciudadanos que cuelguen de sus balcones o ventanas, sábanas, cortinas, mantas, o cualquier trozo de tela que simbolice la marea blanca. Su objetivo es 'que Madrid amanezca blanca' para enviar un mensaje a la Administración sanitaria: 'los pacientes están con nosotros en la lucha por una sanidad pública'.

Además, la movilización también servirá como denuncia de la 'censura' a la libertad de expresión ejercida en los centros donde han retirado las pancartas de los trabajadores encerrados, y de protesta ante los ataques del presidente de la Comunidad, Ignacio González, y el consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, que acusan a los manifestantes de mentir y de convocar huelgas políticas.