Público
Público

77-72. Triunfo trabajado del Barcelona ante un Cajasol valiente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Regal Barcelona tuvo que esforzarse para cumplir con su papel de favorito y ganar (77-72) en los cuartos de final de la Copa del Rey a un Cajasol Sevilla que jugó sin complejos, pero que se tuvo que rendir en la segunda parte ante el rodillo azulgrana.

El partido empezó por donde se suponía: dos canastas de Navarro, pero pronto se vio que los sevillanos no venían de comparsas. Con tres triples seguidos remontaron el marcador y se pusieron cinco arriba. El supuesto equipo "defensivo" le había metido trece puntos al Barca en cinco minutos.

Un mate de Triguero dejó claro que había ritmo y espectáculo. El Barca estaba sorprendido, y NDong se ganó una técnica por descargar su frustración contra los colegiados. Hasta 13-23 llegaron los sevillanos, antes de que un triple de Basile redujera distancias.

El Cajasol, con intensidad atrás y decisión y acierto en ataque, parecía el aspirante a campeón de Europa, mientras que los catalanes se sostenían por acciones individuales de clase.

Unos pasos en ataque de Savanovic y un "alley-hoop" de Morris sobre la bocina permitieron a los catalanes maquillar el final del primer cuarto, que acabó 20-24. Bien por los sevillanos, pero la corta renta era un aviso: si después del excelente juego que habían desplegado y metiendo nueve de doce tiros sólo ganaban por cuatro, lo iban a tener complicado.

El segundo cuarto empezó igual de intenso. Las estrellas del Barcelona tenían que tirar de toda su técnica para superar los molinetes de los brazos de sus rivales. Al final, cómo no, fue Navarro el que puso el empate a 29 en el marcador, aprovechando que en ataque el Cajasol ya no mantenía el acierto inicial.

La igualdad se sostuvo hasta el final del segundo cuarto. Los dos máximos anotadores de la primera mitad eran un fiel reflejo de lo sucedido: en el Barca, el talento de Navarro, en el Cajasol, el defensivo Kirskay, reconvertido, como todos sus compañeros, en un equipo completo.

Tras el descanso el juego se espesó, con los dos minutos iniciales sin anotación. Poco a poco el Barca se destacó, con Mickeal de anotador, aunque lo más bonito fue un robo seguido de una canasta de jugón a aro pasado de Ricky.

Plaza pidió tiempo muerto con 49-42 porque su equipo se había atascado en ataque. Lo que antes era fluido ahora se estrellaba contra la defensa, ya ajustada, del Barca.

Era lo lógico: a los sevillanos, asfixiados, les faltaba precisión mientras que el grande iba lo suyo, sin estridencias, como un martillo pilón. El tercer cuarto acabó con diez de ventaja para los catalanes, y la pinta que tenía el resto del partido era que a los andaluces se les iba a hacer muy largo.

No fue así, y hay que agradecer al Cajasol su valentía y su tesón para no dejarse ir y reprochar a los catalanes que pensaran que tenían el partido ganado. Con el inmenso Kirskay al frente, se acercaron a cuatro, y con un triple de Radenovic a uno, entre el jolgorio de la grada, que veía el regreso de la emoción.

Tiempo muerto de Pascual y se entraba en los últimos cinco minutos con los catalanes uno arriba. Tuvo que ser Navarro, que llevaba un tiempo desaparecido, el que desatascara el partido con un triple a falta de tres minutos.

Un bello mate de Vázquez fue el preludio al habitual rosario de faltas y tiempos muertos con el que se acabó el encuentro.

- Ficha técnica

77 - Regal Barcelona (20+17+22+18): Rubio (5), Navarro (15), Mickeal (14), Lorbek (10) N'Dong (4) -cinco inicial- Basile (3), Lakovic (12), Morris (6), Grimau (2), Vázquez (6).

72 - Cajasol Sevilla (24+13+12+23): Calloway (12), Ellis (7), Kirskay (15), Triguero (4), Savanovic (11), -cinco inicial- Miso (3), Rey (-), Douglas (11), Radenovic (8), Satoransky (1).

Árbitros: De la Maza, Redondo y García González. Sin eliminados.

Incidencias: Segundo partido de la primera jornada de cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el BEC de Barakaldo ante 12.834 espectadores.