Publicado: 24.04.2014 13:02 |Actualizado: 24.04.2014 13:02

El 77% de los españoles ha cambiado sus hábitos de consumo por las dificultades económicas

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

Los consumidores, a causa del alto nivel de desempleo, ahorran en ocio, gas, luz, ropa, telefonía y alimentación, y 7 de cada 10 compran sólo lo básico. Así lo revela el estudio Nielsen 360º, que analiza el mercado de consumo de forma anual.

La necesidad del consumidor de ahorrar en el ámbito del ocio ha derivado en el cierre el último de 6.500 establecimientos (bares, discotecas y restaurantes), lo que supone uno de cada cuatro. Alfonso Delgado, responsable de nuevos mercados de la compañía Nielsen, asegura que esto también está relacionado con el ahorro en la ropa: al salir menos (y, en muchos casos, al estar desempleados), los consumidores no tienen la misma "necesidad de renovar su vestuario" que hace unos años.

En cuanto a la alimentación, el estudio Nielsen revela que los consumidores tratan de buscar promociones o cambiarse a marcas más económicas. Intentan comprar sólo lo básico y "dicen ser conscientes del precio" de los alimentos, en el sentido de que lo conocen y lo tienen relativamente controlado, sabiendo cuándo este se altera y qué es más caro y más barato antes de ir a comprarlo.

Las ventas en alimentación envasada, con un crecimiento del 1,4%, han sido las únicas que han presentado un comportamiento más dinámico, según el informe. El consumidor medio, además, ha aumentado el número de veces que va a tiendas, supermercados e hipermercados (dos o tres veces a la semana), pero gasta menos en cada ocasión (unos 15 euros). Los mayores beneficiados en este aspecto son los supermercados cercanos a los hogares, que aúnan el 72% del gasto.

Desde Nielsen achacan la situación "algo comprometida" del mercado de gran consumo a la crisis, al alto nivel de desempleo y al éxodo de población que se ha producido a raíz de esto. Por otro lado, afirman que el nivel de confianza del consumidor en España, de un 58% en 2013, es de los mejores de los países mediterráneos europeos, a pesar de estar por debajo de la media de 73% del continente. Aseguran también que ha ido mejor en el primer trimestre de 2014 y creen que habrá alcanzado el 61% para final de año.

A pesar de los altos niveles de desempleo, el director general de Nielsen España y Portugal, Gustavo Núñez, declara que "hablan del nuevo normal" refiriéndose a la mala situación económica en la que nos encontramos actualmente. "Estamos en crisis, pero actuamos con normalidad. Todo apunta a que vamos a crecer, somos optimistas".