Público
Público

79-66. El Unicaja se lleva con merecimiento el duelo por el tercer puesto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Unicaja se sobrepuso al cansancio y al traspiés de su última derrota en la Euroliga al ganar, con merecimiento, por trece puntos al Caja Laboral de Vitoria, con lo que se llevó el duelo por el tercer puesto de la liga ante un rival directo y al que ahora supera en la clasificación.

Ambos conjuntos estaban empatados a seis victorias, los malagueños terceros y los vitorianos cuartos, igualdad que el equipo del técnico Chus Mateo logró romper al imponerse en un partido en el que el Unicaja fue mejor en todos los aspectos, cometió menos errores y supo administrar con las rotaciones a todos los jugadores.

El conjunto andaluz inició el choque superando esos problemas que encuentra siempre en el primer cuarto: relajación, frialdad y desconcentración, con lo que sorprendió al Caja Laboral con rapidez.

Tras ponerse 13-4, en el minuto 6, el técnico visitante, Dusko Ivanovic, paró con un tiempo muerto la eficacia local y, con un 0-11 de parcial, su equipo le dio la vuelta al marcador (13-15, min.8).

El Caja Laboral aplicó la misma táctica, con balones interiores y una defensa más agresiva, pero, una vez superado ese despiste, el Unicaja volvió a ser el mismo, con buena selección del tiro, juego interior y el alero croata Hrovje Peric destacado y que impulsó a sus compañeros a desmoronar a los vitorianos (30-18, min.15).

El partido lo tenía controlado el Unicaja, mucho más dinámico y más fuerte en defensa, frente a un Caja Laboral que echaba en falta los puntos de su jugador franquicia, el alero San Emeterio, que seguía sin anotar, así como la aportación del ala-pívot Mirza Teletovic, uno de sus máximos puntales.

Los malagueños apuraban hasta el límite de posesión con otro destacado, el pívot Luka Zoric, para irse al descanso con un 42-34.

El Caja Laboral, con unas estadísticas negativas, buscó la opción de romper el partido dentro de las zonas, en las que el pívot Kevin Seraphin se mostró superior a los pívots locales y puso la incertidumbre en el electrónico (42-39, min.21).

El Unicaja, algo atascado, tuvo que esperar algunos minutos para imponer su ritmo, pero fue muy eficaz y logró distanciarse de nuevo (57-50), al final del tercer cuarto.

Aunque el partido seguía abierto, el Unicaja, con errores y algunas lagunas, mostraba menos cansancio que el Caja Laboral, en el que varios jugadores estuvieron por debajo de su nivel.

En el bando malagueño, el base letón Kriptars Valters dirigía con sabiduría a su equipo. Una canasta suya, en el minuto 37, puso el marcador en 73-59, una diferencia que ya fue insalvable para los vitorianos, que no tuvieron su día y, al final, perdieron 79-66.

- Ficha técnica:

79 - Unicaja (19+23+15+22): Fitch (12), Rodríguez (-), Darden (8) Zoric (17), Freeland (10) -cinco inicial-, Valters (14), Blanco (-), Sinanovic (2), Garbajosa (5), Peric (11) y Abrines (-).

66 - Caja Laboral (15+19+16+16): Heurtel (-), Oleson (3), San Emeterio (9), Teletovic (9), Seraphin (16) -cinco inicial-, Ribas (12), Dorsey (-), Dragic (7), Prigioni (6) y Bjelica (4).

Árbitros: Pérez Pizarro, Pérez Pérez y Sánchez Monserrat. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la novena jornada de la Liga Endesa ACB, disputado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena ante 9.700 espectadores.