Público
Público

79-75. El lituano Kleiza impide una remontada de Argentina, que cae en el primer partido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Argentina, actual campeona olímpica, rozó la consecución de un milagro ante Lituania gracias a una remontada a la desesperada que Linas Kleiza, a falta de dos segundos, truncó mediante un triple letal antes de que su compañero Ramunas Siskauskas añadiera un tiro libre para asegurar el marcador.

Las faltas personales, sobre todo en el tercer cuarto, la precipitación en el juego de ataque y la buena labor de los bálticos fueron un quebradero de cabeza para el equipo de Sergio Hernández, que en ese periodo terminó seis puntos por detrás del que dirige Ramunas Butautas, luego remontó cuando se encontraba contra las cuerdas (65-53) y, posteriormente, cayó fulminado cuando acariciaba la salvación.

Excepto unas pequeñas rentas al principio del choque (2-6 m.4), los albicelestes marcharon por detrás en el tanteador casi todo el partido. No volvieron a tener ventaja hasta el minutos veintidós, después de una acción dentro de la zona del jugador de los Spurs de San Antonio Fabrizio Oberto (34-35).

Los lituanos desplegaron un juego muy equilibrado. Siempre peligroso por la multiplicidad de recursos que dispuso frente al aro suramericano. No había una sola amenaza sobre la que centrarse lo que obligó a los argentinos a emplearse en una defensa que les desgastó muchísimo.

Además, los hombres que más alto precio pagaron por ese sobreesfuerzo defensivo fueron piezas tan importantes como Luis Scola, Emanuel Ginobili y Pablo Prigioni. El base del Tau Vitoria pasó el tercer cuarto en el banco. Ese periodo fue decisivo para la suerte que corrió Argentina.

Los bálticos llevaron a cabo una labor de desgaste tremenda sobre los jugadores suramericanos a lo largo de todo el tramo. Habían evolucionado estabilizados en torno a una pequeña ventaja que osciló entre los cuatro y los seis puntos, pero en realidad el daño causado había ido mucho más allá.

Los seis puntos que cerraron el periodo maldito de Argentina dieron paso al despegue lituano. A seis minutos para el final, la diferencia sobrepasó los diez puntos (65-53). Desde ese momento, al equipo del 'Oveja' Hernández no le quedó mas remedio que lanzarse a la desesperada para intentar remontar.

Ginobili, Carlos Delfino -que había insuflado oxígeno en acciones puntuales de gran importancia para no perder el rastro del equipo europeo-, Luis Scola, Andrés Nocioni y Oberto lucharon contra viento y marea en los minutos finales para buscar la remontada.

Lituania ya contaba con tres hombre en diez puntos (Marijonas Petravicius, Sarunas Jasikevicius y Simas Jasaitis) y con Robertas Javtokas en doce. Todo parecía perdido, pero Argentina acarició el milagro a fuerza del coraje y la testosterona que se le supone al campeón olímpico.

Manu Ginobili situó el tanteo en 75-71. Delfino se sacó de la chistera un rebote ofensivo para añadir dos puntos más a la cuenta albiceleste en un cráter dentro de la zona lituana (75-73). Las caras del conjunto europeo estaban descompuestas. Pero Argentina aún tenía trabajo por delante. Con 1:34 minutos en el crono, Scola firmó las tablas (75-75).

Las miradas de los bálticos apuntaban a la punta de las zapatillas. Salvo la de Linas Kleiza. Un triple frontal del alero cortó la yugular a los suramericanos (78-75) dos segundo por delante de la bocina. Las posibilidades de forzar la prórroga eran escasas y una perdida de balón de Delfino, una personal de Andrés Nocioni y un tiro libre de Ramunas Siskauskas, todo ello a la velocidad de las centellas, tumbaron a los campeones olímpicos. En Pekín ganar resulta muy caro.

.

- Ficha técnica:

79 - Lituania (14+20+17+28): Jasikevicius (10), Kaukenas (3), Javtokas (12), Siskauskas (10), Ksystof Lavrinovic () -cinco inicial-, Petravicius (10), Jasaitis (5), Kleiza (13) y Lukauskis (7),

75 - Argentina (11+19+15+30): Prigioni (4), Ginobili (19), Nocioni (15), Scola (10), Oberto (9) -cinco inicial-, Delfino (13), González (2), Porta (-), Quinteros (3) y Leo Gutiérrez (-).

Árbitros: Zavlanos (GRE), Carrión (PUR) y Hirahara (JPN). Excluyeron por personales a Petravicius (m.38).