Público
Público

Unas 80.000 personas asisten al 30 aniversario de la caída del Jemer Rojo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unas 80.000 personas participaron hoy en la celebración oficial del trigésimo aniversario de la caída del régimen del Jemer Rojo que se celebró en el Estadio Olímpico de Phnom Penh y que estuvo marcada por la polémica desatada a raíz del rechazo de los partidos de la oposición a sumarse a los actos.

"Cualquiera que esté en contra del Día de la Victoria es Pol Pot o un animal", afirmó el primer ministro camboyano, Hun Sen, durante la ceremonia organizada por su Partido del Pueblo de Camboya (PPC), que gobierna en solitario.

Hun Sen, que ocupa ininterrumpidamente la jefatura del Gobierno desde 1985, fue un antiguo jemer rojo que desertó y huyó a la vecina Vietnam durante el régimen de Pol Pot, fallecido en 1998, y que regresó al país con el ejercito liberador vietnamita.

Además de a los discursos oficiales, los asistentes aplaudieron al grupo de varios centenares de bailarinas de la tradición jemer, la caravana de carrozas y la banda musical.

Miles de estudiantes vestidos con camisetas y gorras del PPC destacaban en el interior del Estadio Olímpico.

La celebración conmemora la entrada de las tropas vietnamitas en Phnom Penh el 7 de enero de 1979, fecha que simboliza el fin de la "era Pol Pot", que se hizo con el poder el 17 de abril de 1975 y estableció un régimen en el que murieron 1,7 millones de personas a causa de las purgas políticas, las enfermedades y la hambruna.

"El Jemer Rojo vació las ciudades, abolió el dinero, los colegios, la propiedad privada, los tribunales de justicia y los mercados, prohibió las prácticas religiosas y obligó a casi todo el mundo a trabajar en el campo para producir alimentos" ("Voices from S-21", libro de David Chandler).

Declarado como "Día de la Victoria" por el Gobierno, los partidos de la oposición entienden esta efeméride como el inicio de la dominación vietnamita y han denunciado la apropiación de los actos por parte del PPC.

Los días pasados, las autoridades distribuyeron folletos con imágenes en blanco y negro de la destrucción causada por el Jemer Rojo y fotografías a todo color de la reconstrucción, bajo el gobierno del PPC.

La caída del Jemer Rojo supuso el inicio de una década de ocupación de Camboya por parte del ejército de Vietnam, país que apadrinó los actuales gobernantes camboyanos y que todavía ejerce su influencia sobre el Ejecutivo de Phnom Penh, de acuerdo con el primer jefe de gobierno camboyano impuesto por Hanoi, Pen Sovann.

Pen Sovann, actualmente vicepresidente del opositor Partido de los Derechos Humanos, cayó en desgracia en 1981 al oponerse a las interferencias vietnamitas y fue encarcelado en una prisión de la capital del país vecino.

La oposición ha propuesto mover el "Día de la Victoria" al 23 de octubre, porque en ese día del año 1991 se firmaron los Acuerdos de Paz de París, auspiciados por la ONU, que permitieron terminar la guerra civil, restablecer la democracia y repatriar a los camboyanos en los campamentos de refugiados en Tailandia.

"Fui liberado gracias a los Acuerdos de Paz de París, sino ya estaría muerto", destacó Pen Sovann.

El ministro camboyano de Información, Khieu Kanarith, respondió a la propuesta de la oposición asegurando que "sin el 7 de enero de 1979 no habrían habido los Acuerdos de Paz de París".