Público
Público

Unos 800 cascos azules están apostados en un hotel para proteger a Ouattara, dice la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unos 800 "cascos azules" permanecen alrededor del Hotel de Golf de Abiyán donde se encuentra el político opositor Alassane Ouattara, que la comunidad internacional considera ganador de las pasadas elecciones presidenciales en Costa de Marfil, informó hoy un portavoz de la ONU.

Los militares y policías que se han desplazado al lugar cuentan con ocho vehículos blindados, además de cisternas de agua, generadores y gasolina para hacer frente a un eventual corte del suministro de electricidad y agua al establecimiento, explicó el portavoz, Farhan Haq.

Asimismo, recordó que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha expresado su "profunda preocupación" por la situación en el país africano y llamado a la calma a las partes para evitar el estallido de una nueva guerra civil.

Por otro lado, el subsecretario general de la ONU para Operaciones de Paz, Alain Le Roy, informó al Consejo de Seguridad del organismo sobre la situación en el país africano, donde hoy se han producido graves disturbios.

Al menos 32 personas murieron en los choques violentos registrados en las calles de Abiyán entre militares partidarios del hasta ahora presidente Laurent Gbagbo, que también se considera el vencedor de los comicios, y seguidores de Ouattara.

En la mañana del jueves, se vio a militares disparar contra el Hotel Golf, en el que también están alojados el primer ministro de del Gobierno de Ouattara, Guillaume Soro, y otros miembros del gabinete.

Sin embargo, un portavoz de Soro desmintió a Efe en la capital marfileña que se hubiera producido ataque alguno contra el establecimiento, pese a que las fuerzas leales a Gbagbo están en las proximidades.

El Consejo de Seguridad ha amenazado con imponer sanciones a quienes pongan en peligro el proceso de paz, obstruyan el trabajo de la Misión de Naciones Unidas en Costa de Marfil (ONUCI) y cometan violaciones de derechos humanos.

Ban y su enviado especial en Costa de Marfil, Choi Young-jin, consideraron la pasada semana que la victoria de Ouattara es "irrefutable", ya que tuvo el 54,1% de los votos de la segunda vuelta electoral y Gbagbo recibió 45,9%.