Publicado: 09.11.2013 12:41 |Actualizado: 09.11.2013 12:41

Casi 800 inmigrantes intentaron cruzar el Estrecho en mes y medio

Se produce un incremento del 27,5% respecto a esos mismos 45 días del pasado año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ocultos en el maletero del coche, dentro del propio equipaje o a cara descubierta pero con la documentación de otro. Así intentaron llegar a España en tan solo mes y medio 780 inmigrantes —74 menores—, pero fueron interceptados en Algeciras, Ceuta y Tarifa por la Policía, que detuvo a 64 'facilitadores'. Este es el balance de la operación Minerva, desarrollada por la Policía Nacional y agentes de otros 16 países europeos que, coordinados por el programa Frontex, vigilaron esos tres puertos entre el 1 de agosto y el 16 de septiembre, con motivo del retorno del Paso del Estrecho.

Como ha explicado el inspector coordinador de la Minerva, José Luis Amador, en ese periodo se interceptó a 780 inmigrantes que querían entrar en España de forma ilegal, lo que representa un incremento del 27,5% respecto a esos mismos 45 días del pasado año. Fue en 2006 cuando comenzó este plan para reforzar el control de los magrebíes que retornan desde sus países de origen a Europa y en él, señala Amador, participan expertos en documentación falsa y guías caninos de España, Bélgica, Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Italia, Lituania, Holanda, Noruega, Portugal, Polonia, Rumanía, Suecia y Suiza.

Moldavia y Ucrania han participado como observadores dado el interés que, según el inspector, despierta en las policías de otros países un fenómeno, el del Paso del Estrecho, único en el continente. Un total de 110 agentes, una cuarta parte de ellos españoles, han intervenido en la interceptación de esos inmigrantes durante un tiempo en el que pasaron por esos tres puertos 1.336.000 personas y casi 360.000 vehículos.

Además, se denegó la entrada a 97 personas por la falta de algún requisito, con un incremento del 51,5%, y se detuvo a 64 'facilitadores' (un 204,7% más), generalmente miembros de redes organizadas o familiares y allegados que se prestan para ayudar a los inmigrantes a ocultarse para entrar en España. Según Amador, cada año estos inmigrantes intentan entrar con métodos distintos y, así, este año se ha localizado a personas escondidas en el maletero del coche, entre los asientos traseros y el equipaje e, incluso, dentro de sus propias maletas.

De hecho, en el puerto de Algeciras fue hallado en el maletero de un vehículo un inmigrante en estado de semi inconsciencia y a punto de morir asfixiado debido a las altas temperaturas, unos 50 grados. Otros dos, un hombre y una mujer de 27 y 24 años, fueron descubiertos en una furgoneta dentro de dos maletas. Habían pagado al conductor 6.000 y 6.500 euros por el viaje.

Pero además de estos métodos, muchos se arriesgan a cruzar el Estrecho a cara descubierta con documentación falsa o con una legal pero robadas a turistas y que pueden tener parecido físico con el inmigrante. Por ellos, pagan entre 200 y 1.500 euros, subraya el inspector de Policía. Y por este delito, los agentes se han incautado de 136 documentos falsos, un 81,3% más que los intervenidos en ese mes y medio de 2012.

La operación ha permitido también la recuperación de 37 vehículos robados (un 5,7% más) que iban a ser comercializados en el norte de África. Gracias a una nueva aplicación informática del proyecto Frontex que, en colaboración con las marcas de coches, su detección ha sido posible al permitir a las policías europeas comprobar si se ha falsificado el número de bastidor al cotejarlo con las cifras que el fabricante graba en otros espacios del vehículo. Balance que permite asegurar al inspector que la operación "Minerva" es la "más eficiente" de las que desarrolla Frontex en territorio europeo, en relación "coste-resultados".