Público
Público

82-61. Pamesa se dio un festín de triples en el tramo final y ya está en octavos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Pamesa Valencia se impuso hoy con contundencia al Panionios griego en un partido en el que siempre fue por delante pero que rompió en los instantes finales con un festival de siete triples en a penas tres minutos.

Gracias a este triunfo, el equipo español ya está en los octavos de final de la competición, ronda en la que se enfrentará al Zadar, que eliminó al Azovmash Mariupol.

Shammond Williams dio la bienvenida al equipo griego con dos triples encadenados que invitaban a pensar en un choque electrizante, pero los helenos supieron atemperar pronto el empuje local con un ritmo lento para intentar adormecer el partido (6-6, m.3).

El Pamesa intentó entonces imprimir una nueva velocidad al choque, pero sus ansias por despegarse en el marcador le llevaron a cometer demasiados errores fruto de su propia precipitación.

Excesivamente volcado en su juego exterior y con una defensa que adoleció de su agresividad habitual, el equipo español llevó la iniciativa en el tanteo, pero no encontró la forma de romper definitivamente el choque.

La entrada de Albert Oliver dio un nuevo aire al ataque local, incapaz hasta entonces de desenvolverse con soltura bajo el tablero rival. Sin embargo, el Pamesa siguió viviendo de su tiro exterior.

Precisamente fueron dos triples de Ruben Douglas los que ayudaron a que el Pamesa consiguiera una primera ventaja significativa (28-18, m.16), tras un parcial de 7-0 aprovechando las primeras rotaciones en el cuadro heleno.

Pero al Pamesa no supo remachar y Panionios se acercó de nuevo gracias a la aparición de Lonny Baxter y a la aportación desde la pintura de Antanas Kavaliuskas, hasta ponerse cinco por debajo al descanso (33-28).

En la reanudación, el equipo griego tuvo en Yannis Giannoulis a su estilete para continuar hiriendo bajo la canasta local, pero Fotis Katsikaris, técnico del Pamesa, reaccionó a tiempo dando entrada a Stanko Barac, quien consiguió neutralizar al pívot griego.

Desde ese momento, el equipo español redobló la intensidad defensiva y extendió la presión a toda la cancha asfixiar a su rival, lo que le permitió disfrutar de varios contraataques francos para poner nuevamente tierra de por medio (42-32, m.25).

El partido entró entonces en un intercambio de canastas que permitió a los locales mantener su renta para afrontar con garantías en el último cuarto con el reto de ganar por más de once puntos (51-40, m.30).

Para ello, Fotis Katsikaris situó sobre la pista a toda la artillería pesada para atacar la correcta defensa de los griegos desde el perímetro y sus hombres respondieron bombardeando sin piedad a su rival.

Así, a falta de dos minutos del final, Albert Oliver (12 puntos), Shammond Williams (16 puntos) y Rubén Douglas (26 puntos) abrieron fuego de tres en tres para romper definitivamente el choque e instalar el éxtasis en la grada de la Fonteta (82-61).

Ficha técnica:

82. Pamesa Valencia (16+17+19+31): Shammond Williams (16), Víctor Claver (-), Rubén Douglas (26), Fred House (3), Rubén Garcés (-) -cinco inicial- Stanko Barac (-), Albert Miralles (13), Dejan Milojevic (12), Mindaugas Timinskas (-) Albert Oliver (12) y Álex Urtasun (-).

61. Panionios On Telecoms: (12+16+12+21): Aleksandar Capin (5), Ivan Zoroski (7), Brad Newley (-), Antanas Kavaliauskas (7), Yannis Giannoulis (10) -cinco inicial- Vasilios Xanthopoulos (2), Ioannis Georgallis (2), Dusan Sakota (8), Ioannis Kalampokis (14), Levon Kendall (-), Vlantimir Giankovitis (-), Lonny Baxter (6).

Árbitros: Ivan Zachara (CHE), Petri Nicola Mantyla (FIN) y Sreten Radovic (CRO). Sin eliminados.