Público
Público

82-76. El Madrid se descentra sin motivo y pierde el liderato ante el Prokom

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Real Madrid se descentró hoy en Polonia y perdió uno de los partidos más fáciles que tenía en la primera fase de la Euroliga, y lo hizo, sin motivo aparente, ante un equipo, el Prokom, al que apabulló en la primera vuelta con 22 puntos.

Además, el Panathinaikos griego, líder junto al Madrid hasta hoy, venció en la prórroga al Khimki ruso y se queda en solitario al frente del Grupo D con una sola derrota, la que encajó en Madrid, por dos de los madridistas.

Los polacos pusieron fin a una racha de mes y medio y trece partidos sin perder de los españoles. Desde que cayeran en Moscú el 22 de octubre en la primera jornada de la Euroliga ante el Khimki, de tres puntos (84-81) en la prórroga, los blancos habían empalmado cinco victorias en la competición continental y ocho en la nacional.

Los jugadores españoles quizás se confiaron tras su gran estado de forma demostrado en el último mes y medio y cuando tenían una ventaja de siete puntos, en el tercer cuarto (53-60), todo se vino abajo. Comenzaron a perder balones en ataque, 20 en total, a escapárseles rebotes fáciles y difíciles y se vieron superados sobre todo por Woods, 27 puntos y 25 de valoración al final del encuentro.

El choque comenzó con el equipo polaco más metido en el partido que el español. Los locales se fueron hasta un 21-15, que el Madrid redujo a base de triples para llegar al final del primer cuarto tres abajo (24-21)

El Madrid siguió con su acierto en los lanzamiento de tres puntos, Hansen, tres de tres en la primera parte, Prigioni, Llull y Garbajosa, mantuvieron por delante al club blanco (42-43) hasta el minuto 19.

Woods fue el más acertado en el equipo de Gdynia. En los primeros 20 minutos el jugador estadounidense sumó 16 puntos y 4 rebotes para obtener una valoración de 14, y propició el 46-43 con el que los jugadores se fueron al vestuario.

El juego de los madridistas, hoy sin Bullock lesionado, mejoró tras el descanso, con Reyes como valladar con 14 puntos mediado el tercer cuarto, el máximo anotados de su equipo. Y cuando Kaukenas puso el 60 en el casillero visitante frente al 53 local, los españoles se fueron del partido.

Woods y Logan no encontraban apenas oposición y Lavrinovic se veía superado por los pívots locales. Messina sacó de nuevo a Reyes y pidió un tiempo muerto, pero el Madrid, con un parcial de 9-1 había comenzado una sorprendente cuesta abajo de la que ya no se recuperaría.

En el cuarto decisivo se agudizó la crisis blanca, a pesar de la canasta inicial de Kaukenas. Woods, Jagla y Burrel podían con sus defensores españoles y en ataque el Madrid era incapaz de encontrar soluciones para superar la defensa polaca. Además, Llull parecía tocado y Kaukenas perdía una y otra vez el balón con pases, a veces, incluso, a sus rivales.

Así era imposible el triunfo y, a pesar de que a 3'41 los españoles se pusieron a dos tras dos libres de Garbajosa (72-70), Woods sentenció en el último minuto. El parcial fue de 29-16 y el Panathinaikos, al que el Madrid se enfrentará en Atenas en una semana, se queda sólo al frente de la clasificación.

Ficha técnica:

82. Prokom (24+22+16+20): Harrington (2), Logan (19), Burrell (2), Szczotka (0), Hrycaniuk (12) -quinteto inicial- Sow (12), Seweryn (0), Kostrzewsky (2), Jagla (2), Woods (27) y Ewin (4).

76. Real Madrid (21+22+18+15): Prigioni (6), Kaukenas (9), Velickovic (1), Garbajosa (14) y Reyes (16) -quinteto inicial. Hansen (13), Lavrinovic (10), Llull (7), Van den Spiegel (0) y Vidal (0).

Árbitros: Lamonica (ITA), Jovcic (SRB) y Lopes (POR).

Incidencias: Séptima jornada del Grupo D de la Euroliga, disputado en el Ddynia Sport Arena. Lleno.