Público
Público

82-97. Argentina vence a Irán y toca la segunda plaza del grupo A

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Argentina se tomó con filosofía el choque ante la descartada Irán y, hasta el segundo tiempo, no decidió un partido en el que Manu Ginobili anotó 32 puntos y puso la segunda plaza del Grupo A al alcance del conjunto suramericano.

Los albicelestes bajaron el ritmo de juego respecto a los choques contra Croacia y contra Australia, ambos vitales para la resolución final del grupo y la definición de los clasificados para la ronda eliminatoria, que el próximo 20 de agosto decidirá los cuatro conjuntos que van a disputar las semifinales.

La desaceleración albiceleste involucró a todos los de Sergio Hernández excepto a un par de hombres que son poco amigos de las bajadas de ritmo por su forma de jugar y de entender el juego: Luis Scola y Manu Ginobili. A ellos les resulta incómodo porque les saca de los esquemas que definen el estilo del baloncesto que practican.

Entre las dos opciones posibles que tenían cabida en la planificación albiceleste, romper la partida de salida o hacerlo a partir del descanso, porque la única alternativa realmente posible exigía ganar, de una u otra manera, los campeones olímpicos aplicaron la segunda.

El primer tiempo lo pasaron entre brumas, sin apretar a fondo, salvo Scola y Ginobili. A ellos les correspondieron veintidós de los 42 puntos suramericanos. Doce a cargo del pívot de los Rockets de Houston. Los otros diez, con la firma del escolta de los Spurs de San Antonio.

Para que ambos pudieran desenvolverse a su aire les asistió Pablo Prigionio -ocho tantos antes del intermedio-. El base del Tau Vitoria tomó el eje del juego y completó el triángulo necesario para que todo equipo de baloncesto funcione: un base, un alero y un pívot, la fórmula isósceles de la ecuación.

Irán, mientras tanto, que en la tercera jornada perdió, no matemáticamente, pero si de facto, toda posibilidad práctica de avanzar a la siguiente ronda, hizo todo lo posible para disputar la contienda. En esta ocasión no fue Mohammadsamad Nikkhah el hombre de ataque iraní por antonomasia. Tomó el relevo Hamed Afagh, que se despachó con dieciséis tantos en el primer cuarto.

Argentina se limitó tirar del carro sin mucha intensidad para dar la boleta al cincuenta por ciento de la velada (33-42). Y entonces aplicó la receta elegida, partir el choque tras el intervalo. Un 11-28 descabalgó a los iraníes, que en el segundo tramo cedieron el testigo realizador a Hamed Ehadadi -veintiún puntos-.

Pero quien no se detuvo ni por un instante fueron Scola y Ginobili. El jugador de los Spurs terminó con una tarjeta de 32 puntos y una series en el lanzamiento dignas del sobresaliente. Acertó en seis de las ocho ocasiones que tiró de dos, cuatro de las seis que lo hizo de tres y ocho de las nueve que acudió a la línea de personal.

También cogió tres rebotes y dio tres asistencias. Scola registró los veinte tantos de su cuenta con nueve de trece aciertos cerca del aro y dos de dos en los tiros de falta. La cuenta de rebotes la situó en siete rechaces y, con estos dos grandes argumentos, Argentina puso la segunda plaza del Grupo A a su alcance.

.

- Ficha técnica:

82 - Irán (14+19+24+25): Davari (7), Afagh (19), Sahakian (2), Nikkah (13), Ehadadi (21) -cinco inicial-, Kamrany (11), Davarpanah (-), Zandi (4), Amini (-) y Sohrabnejad (5).

97 - Argentina (19+23+30+25): Prigioni (11), Ginobili (32), Nocioni (7), Scola (20), Oberto (6) -cinco inicial-, González (2), Delfino (8), Porta (-), Delfino (8), Quinteros (6), Leo Gutiérrez (-), Kammerichs (2) y Guillermo Gutiérrez (3)

Árbitros: Pitsilkas (GRE), Yang (CHN) y Chlif (MAR). Sin eliminados.