Público
Público

El 88% de los despidos del segundo trimestre fueron 'express'

UGT pide que se elimine esta forma de despido que instauró el Gobierno de Aznar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 88% de los despidos registrados en el segundo trimestre de este año fueron expréss , una vía que 'está facilitando la destrucción rápida de empleo' según UGT, que reclamó hoy que se elimine esta fórmula puesta en marcha en la reforma laboral de 2002 del gobierno de Jose María Aznar.

Según datos del sindicato, desde mayo de este año son más los trabajadores que perciben la prestación por desempleo debido a cese por despido que por finalización de contrato.

UGT plantea la readmisión en el despido improcedente

Por ello, UGT demanda la eliminación de este tipo de despido y plantea que el trabajador pueda optar a la readmisión si el despido es improcedente, como ocurre en Europa.

Una media de 685.762 trabajadores fueron despedidos durante el segundo trimestre de este año, un 72% más que en el mismo periodo del año anterior y un 6,4% más que en el primer trimestre, añadió UGT.

De este total, el 88% de los despidos se produjo a través del despido exprés en el segundo trimestre del año, frente al 72% de despedidos a través de un ERE (Expediente de Regulación de Empleo).

La reforma de Aznar permitió abaratar el despido improcedente

Es decir, un total de 601.914 trabajadores de los que cobran la prestación contributiva perdieron su trabajo de esta forma, que permite que se pueda extinguir la relación laboral sin reconocer causa alguna, a cambio del pago, en las 48 horas siguientes al mismo, de una indemnización por la improcedencia del mismo.

De esta forma, el empresario se evita el proceso de mediación o conciliación y ya no tiene que pagar los salarios de tramitación.

De hecho, el sindicato sostiene que el despido exprés se ha convertido en la primera vía de salida del mercado de trabajo para los trabajadores indefinidos.

Según los últimos datos de los Servicios Públicos de Empleo del mes de octubre, el 47,3% de los que pasaron a cobrar prestaciones contributivas tenían empleo indefinido, mientras que contratados temporales eran el 45%. Esto demuestra, añade UGT, 'que en España el despido es accesible, porque elimina incertidumbres para el empresario y es fácil en su tramitación'.

El sindicato insiste en que es necesario un cambio de mentalidad para que el ajuste de plantilla sea el último recurso ante una situación de dificultad y para que se introduzcan fórmulas de flexibilidad interna de las empresas, a través de la negociación colectiva.