Público
Público

90-73. El Madrid no perdona y se acerca a la Euroliga de la que se aleja el Barça

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Real Madrid perdió el tren de las eliminatorias en la Euroliga por una mala noche en la que perdonó la vida al Maccabi Tel Aviv y despidió la Copa del Rey con una derrota en semifinales ante el DKV Joventut, posterior campeón, así que estaba deseando recoger algún fruto concreto a todo el esfuerzo de esta fase de la temporada y lo dejó todo preparado con un festín ante el Barcelona para recolectar una opípara cosecha que puede materializarse mañana mismo.

El Madrid, aparte del gusto de batir tan ampliamente a su gran competidor, tiene ahora dos jornadas para cerrar matemáticamente el liderato de la primera fase y, con ello, reservarse la ventaja de campo hasta el final de las series por el título y garantizarse un puesto en la Euroliga 2008-09. Es más, obliga al DKV Joventut a ganar mañana en Málaga al Unicaja para que ese tesoro quede a buen recaudo.

Jaka Lakovic se cayó finalmente del cuarto clásico de la temporada -dos en la Euroliga y el disputado en el Blaugrana en el primer tramo, con empate a dos victorias después del choque de Vistalegre-. El Barca maquilló la ausencia del esloveno medio partido. En el segundo tiempo le pesó casi tanto como el buen hacer madridista.

Un golpe el pasado jueves durante un amistoso contra el Ricoh Manresa dejó la cadera del base maltrecha, así que el técnico barcelonista, Xavi Pascual, debutó en los duelos ante el eterno adversario con una baja de consideración. Un duelo que Real Madrid y Barcelona enfocaron desde ópticas diametralmente opuestas.

Los quintetos iniciales revelaban la disparidad de planteamientos. Tres hombres bajos, un tres-cuarto polivalente como Iker Iturbe y Felipe Reyes a un lado. Al otro, una tripleta exterior al uso -base, escolta y alero-, un cuatro rápido y anotador -el turco Ersan Ilyasova- y un cinco de los de toda la vida, grande y con mucha capacidad para ocupar espacios -el italiano Denis Marconato-.

El Madrid buscaba velocidad y rupturas rápidas. El Barcelona, marcar la pauta del ritmo y hacerse fuerte dentro de las zonas porque, además, es el equipo que mejor defiende de la Liga (73,1 puntos encajados por partido de promedio).

Juan 'Pepe' Sánchez tomó las riendas para presentar a un Barca serio, fuerte en la pintura y con mucho criterio ofensivo. El deseo a la hora de ir al rebote y una de las versiones más aproximadas que se han visto del verdadero Ilyasova, un jugador que todavía está por explotar en la Ciudad Condal, puso freno a las ansías de velocidad madridistas.

Pero el Madrid también fue fiel a su apuesta. Encajó con oficio los problemas en la pintura y dejó que sus defensas alternativas, el momento dulce de Alex Mumbrú y la paulatina aclimatación de todo el quinteto taponase los carriles interiores por los que 'Pepe' Sánchez alimentaba a los pivotes de balones y soltar la muñeca en ataque.

El elevado marcador conjunto del primer cuarto daba fe de que nadie había titubeado (27-27). La sensación desde fuera de la pista apuntaba, incluso, que el ataque barcelonés ofrecía mayores garantías, que al Madrid, por momentos, le traicionaba la selección de tiro.

Sin embargo, era una apariencia, un espejismo. Un inmenso segundo cuarto de Fran Vázquez, que ha experimentado un repunte notable, no sólo en rendimiento, sino en actitud y en peso específico dentro del plantel de Xavi Pascual, ocultó la realidad, pero no por mucho tiempo.

Vázquez hizo de todo. Sobre todo, mostrarse como un pívot con argumentos para dominar, para batirse ante cualquiera con los brazos a la altura de las nubes. El Madrid, mientras capeaba el temporal del poste gallego, tiraba del tanteador, a bote pronto, a través del estadounidense Charles Smith, que a los doce minutos, con su primera cesta del choque, alcanzó los doscientos rebotes en la ACB. Luego, con el magisterio de Raúl López, a quien el seleccionador nacional siguió desde la grada. Y, en todo momento, con Felipe Reyes.

Los prolegómenos del descanso marcaron el principio del fin del Barcelona. El turco Kemal Tunceri cerró un 5-0 y situó la diferencia en nueve puntos (53-44).

El conjunto barcelonista acusó esas últimas acciones. Volvió del vestuario con la mente abrumada. Probablemente, también notaba ya la ausencia de Lakovic y, desde luego, el ritmo, la defensa y el buen trabajo de los blancos que, curiosamente, no pusieron ni un minuto en pista al griego Lazaros Papadopulos. O sea, que en la práctica, si el Barca contaba con la baja de Lakovic, el Madrid prescindió voluntariamente del pívot heleno, incluidos las fases en las que más problemas de rebote atravesó.

El equipo de Joan Plaza, además, sólo le dejó anotar once puntos en todo el tercer cuarto. Elevó las diferencias a cotas muy duras para el que va por detrás del marcador en esta clase de encuentros (74-55 m.30). Lo que quedaba sumó a mayor gloria del Madrid y, también, de Raúl López, un hombre que pide paso en la quiniela para los Juegos Olímpicos de Pekín. 'Pepu' Hernández tiene buenos bases donde elegir. Muchos y muy buenos.

La lógica bajada de intensidad madrileña según el reloj descontaba segundos y la dignidad deportiva del Barcelona para intentar lo imposible terminaron de encajar un tanteador menos doloroso.

El Madrid cuenta ahora con dos ocasiones para sentenciar el liderato de esta fase y, de paso, sacar billete para la Euroliga 2008-09. Algo que también puede suceder mañana si el DKV Joventut no gana al Unicaja en Málaga.

.

- Ficha técnica:

88 - Real Madrid (27+26+21+14): Tunceri (9), Bullock (8), Mumbrú (16), Iturbe (6), Reyes (9) -cinco inicial-, Smith (7), Sekulic (6), Hervelle (8), López (19) y Pelekanos (-).

73 - AXA Barcelona (27+17+11+18): Sánchez (7), Basile (9), Acker (8), Iliasova (13), Marconato (6) -cinco inicial-, Grimau (11), Vázquez (11), Neal (-), Trias (2) y Kasun (6).

Árbitros: Amorós, Llamazares y Araña. Sin eliminados.

Incidencias: encuentro correspondiente a la trigésimo segunda jornada de la primera fase de la Liga ACB 2007-08, disputado en el Palacio Vistalegre ante unos 13.000 espectadores.

El base esloveno del Barcelona Jaka Lakovic fue descartado debido a un hematoma en la inserción de los músculos del abdomen sufrido en un partido amistoso de preparación ante el Ricoh Manresa el pasado jueves.