Publicado: 22.05.2014 12:05 |Actualizado: 22.05.2014 12:05

El 90% de los españoles quiere que el cigarrillo electrónico se prohíba en bares y restaurantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hasta el 90% de los españoles cree que el uso de los cigarrillos electrónicos no debería permitirse en ningún espacio público cerrado, incluidos bares y restaurantes, al igual que sucede actualmente con el tabaco.

Así se desprende de los resultados de una encuesta a cerca de 7.000 ciudadanos elaborada por la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) con motivo de la XV edición de la Semana sin Humo que organiza esta entidad, que este año lleva el lema "Cada vez que lo dejas... ¡triunfas!".

La encuesta se ha realizado en centros de salud de toda España y en ella han participado fumadores (1.827), no fumadores (2.720) y exfumadores (2.309), con una edad media de 48 años. Y en todos los casos, la opinión es unánime acerca de su uso en bares, e incluso el 86 por ciento de los fumadores está a favor de prohibirlos al desconocerse los efectos que puede generar sobre otras personas.

"Exigimos que se legisle igual que el tabaco", ha denunciado Arantza Mendiguren, coordinadora de esta campaña de semFYC y miembro de su Grupo de Abordaje del Tabaquismo, en contra de la decisión del Gobierno y las comunidades primero, y del Congreso y el Senado después, de prohibir su consumo únicamente en determinados lugares públicos, tales como centros sanitarios y educativos o medios de transporte. "Y la encuesta muestra que el clima social está a favor de ampliar la prohibición", ha añadido, de ahí que pida al Ministerio de Sanidad que amplíe dicha prohibición.

Además, los resultados de este trabajo muestran como el 87% está a favor de que haya una legislación para su control que impida su venta libre y que se limite su publicidad.

El estudio no arroja datos relevante sobre su consumo porque de casi 7.000 personas encuestadas solo decían usarlo 180, la mayoría fumadores (10% de los encuestados), de los que casi la mitad lo combinan con el tabaco y en ningún caso para intentar dejar de fumar. Y de estos consumidores, sólo 12% admite usarlo en los lugares públicos donde no se puede fumar tabaco.

Actualmente el principal debate que hay sobre estos dispositivos está en los riesgos para la salud de quienes lo consumen y de quienes están expuestos de forma pasiva a su vapeo, ya que contienen nicotina. Pese a ello, hasta un 36% de los fumadores desconoce que sea perjudicial para su salud.

"No hay ensayos clínicos rigurosos", ha advertido esta experta, que ha citado varios estudios que revelaron que muchos cigarrillos electrónicos o e-cig llevan más nicotina de la que marcan en su etiquetado y otras sustancias que no anuncian. Y también hay dudas entre los médicos sobre su eficacia para dejar el tabaco, algo en lo que coincide la mayoría de los encuestados, incluso los propios fumadores, ya que hasta el 73,6% admite que influyen en que no se planteen dejar de fumar definitivamente.

Además, también son mayoría los que creen que pueden influir en que los jóvenes comiencen a fumar, destacando el elevado porcentaje que piensa así dentro del grupo de fumadores (71%) o exfumadores (82%). Por ello, desde semFYC piden que se legisle como el tabaco "hasta que haya estudios suficientes y rigurosos" que permitan determinar sus riesgos y si realmente ayuda a dejar de fumar, ha añadido María Fernández, vicepresidenta de esta entidad.

Por otro lado, la encuesta también revela como hasta el 94% de los entrevistados (fumadores o no) está a favor de prohibir el tabaco en el coche cuando haya un menor en su interior, como ya se hace en Reino Unido.

Una protección de los menores que, sin embargo, no llevan a la práctica los fumadores en otros espacios, ya que sólo uno de cada cinco (20%) dice proteger a los niños del humo del tabaco en todos los lugares, a pesar de que el 85% sabe de que es nocivo.

Además, pese a estos datos mejorables los médicos de familia celebran que el humo del tabaco sea cada vez más molesto para los ciudadanos, incluidos los fumadores. Según la encuesta, al 31% de los adictos al tabaco les resulta molesto, porcentaje que asciende al 64% en el caso de los exfumadores y hasta un 86% de los no fumadores.

Con motivo de la Semana sin Humo, que se celebrará desde el próximo lunes 26 al viernes 31 de mayo, semFYC ofrecerá a través de los centros de salud consejos para dejar de fumar y sobre tabaquismo pasivo, y la posibilidad de acceder a terapias de deshabituación a quienes quieran dejar de fumar. La campaña ha sido reconocida de interés sanitario por el Ministerio de Sanidad.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-deberia-prohibirse-el-cigarrillo-electronico-en-bares-y-restaurantes