Público
Público

93-89. El Estudiantes supera al Tau y renueva la esperanza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El MMT Estudiantes llamó a la puerta de la carrera por la permanencia con un argumento tan contundente como un triunfo sobre el Tau Vitoria, uno de los equipos situados al otro extremo de la tabla clasificatoria, que encajó 93 puntos y salió derrotado de una tarde con grandes beneficios para el cuadro colegial, por el resultado y por su efecto psicológico.

La lucha por la permanencia y la persecución del líder insuflaron ánimos ofensivos a los dos equipos. La primera parte terminó con 93 puntos de anotación conjunta (48-45), el primer cuarto con 49 (22-27) y, el segundo con 44 (26-18). Un despliegue de anotación que, respecto a un hombre como el serbio Igor Rakoceciv, supone el escenario ideal para desplegar todo su talento realizador.

El escolta firmó trece puntos en el tramo inicial y otros siete hasta el descanso. Sin embargo, la agitación atacante del serbio no causó graves desperfectos en los estudiantiles porque, sobre todo, desde el banquillo, aparecieron hombres que dieron consistencia a los locales.

El estadounidense Larry Lewis (diez puntos en catorce minutos), la amplia producción reboteadora de Carlos Suárez en el medio tiempo (ocho rechaces -cuatro ofensivos-) y las inspiradas actuaciones del italo-argentino Pancho Jasen y del hispano-brasileño Caio Torres al incorporarse desde el banco situaron al Estudiantes la mismo nivel encestador.

Igualado el pulso de ataque, al que Sergio Sánchez también contribuyó con siete puntos sin fallo jugando como escolta con un cien por cien de efectividad, un parcial de 11-0 entre el minuto doce y el diecisiete levantó a los madrileños (44-40) y les permitió dominar el primer tiempo.

El Tau, privado del base italo-argentino Pablo Prigioni, aquejado de molestias estomacales, intentó cambiar ese ritmo en el segundo periodo. Los baskonistas se aplicaron en aumentar la tensión defensiva, pero se encontraron con un rival encorajinado, con un equipo que por fin, dio la sensación de poder batirse por la continuidad en la ACB.

La tensión aumentó y el Tau, en medio de la vorágine colegial, recibió dos técnicas. Una sobre el base croata Zoran Planinic y otra sobre su compatriota Neven Spahija, técnico baskonista, que dieron cuerpo a un parcial de 9-0 (62-53 m.26). El Estudiantes, por primera vez en la temporada y después de firmar cuatro derrotas seguidas ante Murcia, Barcelona, Madrid y Unicaja, miraba a los ojos de uno de los mascarones de proa de la competición.

Hacía tiempo que el equipo del Ramiro de Maeztu desconocía esa sensación. Tan dulce como la de contar con diez puntos de ventaja sobre el cuadro del Buesa Arena (71-61 m.29) gracias, en parte, al arrollador tercer cuarto de Florent Pietrus y la rentabilidad de Sergio Sánchez en la posición de escolta (diecisiete puntos en el minuto treinta sin un solo lanzamiento fallado: 2/2 de dos; 3/3 en triples y 4/4 desde la línea de personal).

El base estadounidense Walker Russell ha descargado de peso la dirección de juego. Con él, Sánchez puede ocupar su posición natural. En ese puesto hurgó en la herida del Tau con acierto, oficio y oportunidad. La salida a la cancha de uno de los colistas pintaba mal para los vascos después de tres cuartos (76-68).

La salida de la próxima jornada a la cancha del Pamesa Valencia multiplicaba aún más si cabe la necesidad de victoria de los madrileños. La oportunidad, a la vista del desarrollo del partido y de las ausencias del norteamericano Pete Mickael por lesión y la de última hora de Prigioni, ofrecía demasiadas cosas interesantes como para que el Estudiantes la dejara pasar.

El bloque alavés nunca hace regalos. Tampoco presenta fisuras fáciles de explotar. Así que el Estudiantes podía sentirse feliz por el escenario que se le abría para los diez minutos finales. Aunque la ensoñación le duró poco. Spahija puso a Sergi Vidal a jugar de base y un parcial de 1-9 refrescó la memoria colegial (77-76).

Con el bloque vitoriano encima las cosas adquirieron otro aspecto desde el punto de vista madrileño. Dejar de mirar el aro por tener diez puntos de diferencia volvió a complicar el panorama estudiantil. El Tau, pese a las bajas, las técnicas y la desorientación del tercer periodo, aspiraba a todo (87-85 m.38).

Ahora bien, el Estudiantes encajó la presión sin torcer el gesto. Entró en los sesenta segundos finales dos puntos por delante (90-88). Torres anotó un tiro libre (91-88), el bosnio Mirza Teletovic no encontró aro desde el arco de triples y, aunque Jasen desperdició un par de libres a falta de dieciséis segundos, Vidal falló el primero de otra serie desde los 4,60 metros (91-89) y, en la falta siguiente, Sergio Sánchez firmó dos dianas vivificantes para el Estudiantes (93-89).

.

- Ficha técnica:

93 - MMT Estudiantes (22+26+28+27): Russell (5), Lorbek (7), Suárez (7), Lewis (13), Pietrus (15) -cinco inicial-, Jasen (14), Sánchez (19) y Torres (13).

89 - Tau Vitoria (27+18+23+21): Planinic (10), Rakocevic (22), Jasaitis (10), Teletovic (4), McDonald (7) -cinco inicial-, Muoneke (2), Splitter (16), Vidal (18) y Prigioni (-).

Árbitros: Mitjana, García González y Martínez. Excluyeron por personales a Jasaitis (m.39) y Planinic (m.40). Señalaron técnica a Planinic (m.15) y al croata Neven Spahija (m.26), técnico del Tau. por protestar.