Público
Público

Abás acude al Consejo de Seguridad para forzar un alto el fuego en Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente palestino, Mahmud Abás, acude hoy al Consejo de Seguridad de la ONU para tratar de forzar a Israel y a Hamás para que acepten un alto el fuego que ponga fin al calvario que sufre desde hace once días la población de Gaza.

Abás presentará un proyecto de resolución respaldado por la Liga Árabe que contempla el cese de las hostilidades, la apertura de los puestos fronterizos y la distribución de ayuda humanitaria a la población del territorio palestino.

El texto también incluye la creación de un mecanismo internacional para supervisar la situación en la Franja, del que todavía no se han hecho públicos los detalles.

La presencia del mandatario palestino en Nueva York forma parte de la ofensiva diplomática iniciada por la Liga Árabe tras su reunión de la semana pasada en El Cairo, que concluyó con un llamamiento a la ONU para que intervenga con más firmeza en el conflicto.

El resultado de esas presiones son la reunión del Consejo que se celebra hoy a partir de las 22.00 GMT y que será presidida por el ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner, cuyo país ocupa la presidencia de turno del órgano.

También estarán presentes la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, así como los ministros de Exteriores de Jordania, Marruecos y Líbano, además del secretario general de la Liga Árabe, Amr Musa.

Fuentes diplomáticas indicaron a EFE que hay una intensa actividad para lograr "una expresión unánime del Consejo de Seguridad" y aseguraron que se está trabajando "sobre los elementos" en los que hay consenso para tratar de acercar posturas.

Las diferencias sobre el origen del conflicto en el seno del máximo órgano han impedido hasta el momento que sus quince miembros se pronuncien con una misma voz respecto a la situación en Gaza.

La única excepción fue una breve declaración adoptada el 27 de diciembre, horas después del inicio de la ofensiva israelí contra Hamás, en la que se pidió un cese inmediato de la violencia.

La oposición de Estados Unidos impidió el pasado sábado que los quince miembros del Consejo fueran capaces de consensuar una declaración en la que se pidiera el alto el fuego inmediato en Gaza y el sur de Israel.

EEUU, junto a otros países occidentales, también se opone a un proyecto de resolución libio que insta a detener la ofensiva israelí, por considerar que no tiene en cuenta el papel de Hamás en esta crisis.

Washington considera que la interrupción de los combates pasa por lograr un compromiso a largo plazo que evite nuevos lanzamientos de cohetes palestinos contra el sur de Israel, que el Gobierno hebreo cita como la razón por la que lanzó su operación contra Hamás hace once días.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reiteró hoy en Washington al presidente de EEUU, George W. Bush, la necesidad de declarar un alto el fuego que alivie el sufrimiento de la población civil palestina, dijo la portavoz de la ONU, Michele Montás.

Ban conversó con Bush durante el almuerzo que le ofreció el mandatario estadounidense en la Casa Blanca para despedirse antes de abandonar el poder el próximo 20 de enero tras la investidura de su sucesor, Barack Obama.