Público
Público

Abás dice que Israel está cambiando cimientos cristianos y musulmanes de Jerusalén

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, acusó hoy a Israel de intentar cambiar los cimientos cristianos y musulmanes de Jerusalén para convertirla en una ciudad completamente judía.

"La ciudad vieja de Jerusalén sufre hoy serias amenazas porque (Israel) trata de convertirla en una ciudad totalmente judía borrando sus cimientos cristianos y musulmanes", dijo Abás ante una multitud de palestinos en la ciudad cisjordana de Belén.

El mandatario palestino agregó que "Israel excava bajo cada esquina de la ciudad, lo que supondrá un verdadero peligro para las construcciones históricas y religiosas, principalmente la mezquita de Al Aksa", tercer lugar sagrado en importancia para el islam.

Reiteró que la política del Estado judío "de demoler o confiscar viviendas (palestinas), así como la imposición de costosos impuestos para sus residentes cristianos y musulmanes está obligando a esta comunidad a marchar de la ciudad".

Pese a que no existen datos oficiales, se calcula que 1.500 edificios en Jerusalén Este corren el riesgo de ser demolidos por las autoridades israelíes que los consideran "ilegales", una política que según sus inquilinos palestinos tiene por objeto judaizar la ciudad y dar cabida a más colonos.

Desde 1967, año en que Israel ocupó los territorios palestinos, este país ha expropiado el 35 por ciento de Jerusalén Este a fin de construir 50.000 viviendas en barrios pensados principalmente para judíos.

En este mismo período, sólo 600 viviendas fueron construidas con el apoyo del gobierno para uso de los habitantes palestinos, según recoge hoy el diario "Haaretz".

Los palestinos aspiran a establecer la capital de su futuro estado en Jerusalén Este.

Las afirmaciones del presidente palestino se producen un día después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, rechazara las demandas de EEUU de paralizar una construcción para judíos en Jerusalén Este.

"Los israelíes tienen que pagar el precio de la paz y retirarse de los territorios ocupados y cesar toda clase de asentamientos que suponen el principal obstáculo para alcanzar la paz", recalcó Abás.

El presidente de la ANP afirmó que sólo "la obtención de los plenos derechos legítimos de los palestinos es la llave para lograr la paz en Oriente Medio", y subrayó que "una paz global y justa requiere una determinación real, pero nunca podrá obtenerse de forma unilateral".

Las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos se encuentran paralizadas desde principios de año, cuando Israel lanzó una masiva ofensiva en Gaza, y no se han reanudado con el nuevo Ejecutivo israelí formado en marzo y encabezado por Netanyahu.

La ANP condiciona la reanudación del diálogo a que Israel cese por completo las actividades en los asentamientos judíos.