Público
Público

Abás insinúa recurrir a la resistencia armada tras la muerte de 21 palestinos por Israel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente palestino, Mahmud Abás, ha insinuado que no descarta en el futuro la posibilidad de recurrir a una eventual resistencia armada contra Israel, después de que 21 palestinos murieran en una ofensiva israelí, además de un israelí en ataques de milicianos palestinos, en las últimas 24 horas.

En una entrevista concedida al diario jordano "Al Dustur", Abás afirmó: "En la presente coyuntura me opongo a la resistencia armada porque no podremos lograr el éxito con ella, pero quizá en el futuro las cosas sean diferentes".

Después de una intensa noche y madrugada de bombardeos en varios puntos de la franja de Gaza, la Fuerza Aérea israelí continuó esta mañana su ofensiva en la que murieron dos milicianos del grupo islámico Hamás, además de otro en Cisjordania.

Los testigos relataron que aviones israelíes dispararon un misil contra un vehículo en el barrio Zeitún de Gaza en el que viajaban los milicianos, uno de los cuales era un destacado dirigente de Hamás e hijo del diputado y jefe del bloque parlamentario de Al Fatah, Jalil al Haya.

El Ejército israelí indicó que esta mañana llevó a cabo un bombardeo aéreo contra un grupo de milicianos junto a una lanzadera de cohetes preparados para ser disparados.

La actual escalada de violencia, que incluye el disparo diario de cohetes caseros Al Kasam, que ayer mataron a un civil israelí, comenzó poco después de que cinco milicianos de Hamás murieran en un ataque aéreo de Israel en Gaza el miércoles.

Desde entonces, y según informan fuentes sanitarias de la franja, en las operaciones militares israelíes en Gaza y Cisjordania han muerto 20 palestinos, cuatro de ellos menores de edad.

Entre los niños fallecidos se encuentra un bebé de 6 meses, mientras que las otras 16 personas restantes eran milicianos de distintas facciones.

El bebé perdió la vida anoche en un bombardeo aéreo contra la sede del Ministerio del Interior, organismo desde el que Hamás dirige a los cuerpos de seguridad en Gaza.

Ocho de los militantes fallecidos desde ayer eran miembros del movimiento islámico, a los que se suman los dos muertos hoy en el ataque aéreo en la ciudad de Gaza.

Otros dos miembros de los Comités Populares de la Resistencia (CPR), tres de las "Brigadas de los Mártires de Al Aksa", facción vinculada a Al Fatah y uno de la Yihad Islámica perdieron la vida desde ayer en la ofensiva israelí.

La radio pública de Israel informó de que sólo ayer fueron disparados 50 cohetes desde Gaza contra localidades del sur del país, y fuentes castrenses cifran en una decena los caídos esta mañana.

Un cohete disparado desde el norte de la franja y que hizo impacto hoy por segundo día consecutivo en la academia universitaria Sapir en la población de Sderot, hirió a un miembro de la seguridad del ministro de Seguridad Interior, Avi Dicther.

En ese mismo recinto falleció ayer un estudiante de 47 años y padre de cuatro hijos por un cohete Al Kasam.

Los dirigentes israelíes no escatiman en advertencias a la cúpula de Hamás y las milicias palestinas en la franja de Gaza. "La solución a los Al Kasam llegará antes de lo que muchos se creen", advirtió el titular de Defensa, Ehud Barak.

También el primer ministro israelí, Ehud Olmert, amenazó desde Tokio con que "nadie en Hamás, desde el más bajo funcionario hasta el más alto dirigente, tendrá inmunidad en esta guerra".

Al término de su visita oficial a Japón, Olmert dijo hoy en Tokio sobre las últimas acciones militares israelíes en territorio palestino que la obligación de Israel es "defender a su población" y "parar los ataques" lanzados por "terroristas", en alusión al lanzamiento de cohetes Al Kasam por milicianos palestinos desde Gaza.

Olmert advirtió de que su país hará "pagar un alto precio a los terroristas", que "no pararemos nuestra batalla" y que se trata de "un proceso doloroso".

Abás por su parte manifestó que israelíes y palestinos han llegado a una encrucijada peligrosa y expresó sus dudas sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo de paz antes de que finalice el año, como se propusieron las partes.

El ministro de Información de la ANP, Riad Malki, afirmó hoy en Jerusalén que desde la conferencia de paz de Annapolis (EEUU) en noviembre, no ha habido avances en el proceso negociador.

Malki condenó los ataques con cohetes desde Gaza contra la civiles israelíes, así como los perpetrados por el Ejército israelí contra la población e infraestructuras palestinas.