Público
Público

Abás ve posible la paz con Israel en 6 meses si no se edifica en las colonias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente palestino, Mahmud Abás, cree posible alcanzar un acuerdo de paz con Israel en apenas seis meses, si éste cesa por completo de ampliar las colonias judías en Cisjordania y Jerusalén Este, aún sin anunciarlo públicamente.

Así lo dijo en una entrevista con el diario israelí "Haaretz" publicada hoy, en el segundo día de reunión en la ciudad cisjordana de Ramala del Consejo Nacional Palestino (CNP), órgano legislativo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

En dicha reunión está previsto pedir a Abás siga en el cargo hasta que se celebren elecciones, aplazadas ayer de forma indefinida.

"Hablé dos veces en las últimas semanas con el ministro (israelí) de Defensa, Ehud Barak. Hace tres semanas le sugerí que Israel pare toda construcción en los asentamientos durante seis meses, incluido Jerusalén Este... Durante ese periodo podemos volver a la mesa e incluso completar las conversaciones sobre un acuerdo de estatus final. Aún tengo que recibir una respuesta", se lamentó.

Abás insistió en que bastaría con que la moratoria propuesta "se llevara a la práctica", sin necesidad de hacerla pública, para sortear la oposición del movimiento colono.

A diferencia de los palestinos, insistió el presidente, Israel no cumple "una sola" de sus obligaciones en el marco de la Hoja de Ruta, que exige la completa paralización de la edificación en las colonias judías.

"La Hoja de Ruta hacía peticiones a todas las partes. A nosotros se nos pidió detener los ataques terroristas, reconocer a Israel e incluso acabar con la incitación. Vengan y vean lo que hemos hecho", señaló.

El Estado judío, en cambio, no ha correspondido, pese a que "la situación de seguridad en Cisjordania es excelente", gracias a la actuación de las fuerzas de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), indicó.

"¿Qué pasos habéis (Israel) dado hasta ahora?. No habéis cumplido ni una sola cláusula de la Hoja de Ruta. Habéis retirado unas cuantas barreras al movimiento en carreteras y aún hay 640. Todos los días hay arrestos, demoliciones de casas. No entiendo por qué tenemos coordinación en temas de seguridad", señaló.

Pese al fracaso del diálogo, lanzado en Annapolis (EEUU) en noviembre de 2007 con el objetivo de cerrar un acuerdo en un año, Abás reconoció que el anterior primer ministro israelí, Ehud Olmert, con quien trabó una cierta conexión personal, "entendió cómo eran las cosas" y aceptó que los barrios árabes de Jerusalén quedaran en manos palestinas en el futuro.

En cuanto a los lugares sagrados, Olmert "propuso supervisores internacionales" y ambos dirigentes aceptaron que una fuerza internacional vigilaría la situación en Gaza y Cisjordania tras el fin de la ocupación israelí.

"Primero propuse la OTAN y Olmert dijo que los estadounidenses no aceptarán. Luego propuse la Unión Europea y explicó que no podían. Luego acordamos la presencia de la FINUL (la misión que Naciones Unidas tiene desplegada en el sur del Líbano), dirigida por los estadounidenses. El presidente George W. Bush aceptó, los egipcios aceptaron y vosotros (los israelíes) aceptasteis", recordó.