Público
Público

Abás y el rey de Jordania califican las medidas israelíes como un obstáculo para la paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El dirigente palestino Mahmud Abás y el rey Abdalá II de Jordania calificaron hoy en Ammán las últimas decisiones israelíes, entre ellas la demolición de 22 viviendas palestinas en Jerusalén Este, como un obstáculo para la paz.

En una rueda de prensa, tras reunirse hoy con el monarca jordano, Abás dijo que ambos dirigentes rechazan "de forma categórica" las medidas tomadas por el gobierno de Israel, que consideran un obstáculo "que impide el logro de cualquier progreso en el proceso político".

Abás se refería a la decisión israelí de comienzos de este mes de expulsar a cuatro diputados de Hamás de Jerusalén Este y del anuncio esta semana del Ayuntamiento de esa ciudad de demoler 22 casas palestinas para construir un parque arqueológico de temática bíblica.

"Israel debería dejar de adoptar medidas como esas y los Estados Unidos debería pedir a Israel que las detenga", apuntó el jefe de la ANP.

Por su parte, un comunicado de la Casa Real Jordana señaló que ambos dirigentes consideran esas decisiones como "una violación de la ley internacional que podría desbaratar los esfuerzos en marcha para resolver el conflicto palestino-israelí sobre la base de dos Estados".

En referencia a la suavización por parte de Israel del bloqueo sobre Gaza, Abás subrayó en la rueda de prensa que tanto él como el rey Abdalá coinciden en que las autoridades israelíes deberían levantar el bloqueo sobre la franja, reabrir todos los pasos fronterizos y permitir la entrada de todos los productos.

Asimismo, Abás analizó con el monarca jordano las perspectivas de convertir las negociaciones indirectas entre israelíes y palestinos, con mediación estadounidense, en conversaciones directas cuando acabe el plazo de cuatro meses establecido por los países árabes a comienzos de septiembre próximo.

Sin embargo, el presidente de la ANP matizó que ese paso necesita "un progreso en los asuntos que se discuten, antes de tomar la decisión de cambiar a negociaciones directas".