Público
Público

Abasolo: "El club no está en quiebra"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Fernando García Abasolo, vicepresidente económico y tercer máximo accionista del Atlético de Madrid, dijo hoy que el club "no está en quiebra", al tiempo que valoró que la entidad "no tiene ya margen para aumentar la deuda", que cifró entre 250 y 300 millones de euros.

Así lo afirmó hoy el directivo, en un comunicado de siete puntos "en respuesta al informe presentado por el bufete Cremades y la Asociación Señales de Humo sobre la situación del Atlético de Madrid", que cifraba en más de 700 millones la deuda.

"El club no está en quiebra. Hagamos una cuenta sencilla, unos derechos urbanísticos consolidados en el tema estadio y en fase avanzada en el de (la Ciudad Deportiva) de Alcorcón, que están valorados en más de 300 millones y que servirán para tener un nuevo estadio y una ciudad deportiva en propiedad, una plantilla del primer equipo más un fútbol base que, en una estimación prudente, puede valorarse en más de 150 millones, más el propio valor de la marca Atlético de Madrid, contra una deuda neta de 300 millones, dan evidentemente un superávit patrimonial", aseguró hoy Abasolo.

"Lo que yo señalo es que el club no tiene ya margen para aumentar la deuda porque podría entrar en una situación de falta de liquidez que le podría llevar al concurso de acreedores. No se puede confundir deuda, que conlleva falta de tesorería, con desequilibrio patrimonial como hace el informe en muchos momentos", añade el vicepresidente económico del club en el sexto punto del comunicado.

Abasolo explica que es "pública y notoria" su "discrepancia con algunos aspectos de la gestión del club, sobre todo" en lo referente "a la estructura de funcionamiento a primer nivel y a la política deportiva" y entiende que las consecuencias son "resultados deportivos por debajo de los recursos económicos aportados".

"Por lo tanto, menos ingresos y su consecuencia inmediata, aumento preocupante del endeudamiento neto, que se sitúa entre 250 y 300 millones de euros", continúa en el comunicado, en el que advierte: "Es absolutamente falso que yo haya dicho que el club tiene unos fondos propios negativos de 300 millones, porque no se puede confundir deuda con fondos propios".

Y recordó: "El pasado año, el club consiguió unos buenos resultados deportivos y, por tanto, económicos, de los que yo me congratulé y, en consecuencia, sin fundamentalismos de ningún tipo, voté a favor de las cuentas de esa temporada, pero también advertí de que, si no se cambiaban radicalmente determinados aspectos de la gestión del club, aquello podía resultar flor de un día, como desgraciadamente parece que está ocurriendo".

Abasolo, que también destaca su "independencia tanto dentro del Consejo (de Administración) como con respecto a algunos grupos opositores que parecen moverse más por odios personales que por razones objetivas", analiza que el club tiene "déficits indudables en la gestión, pero tampoco se puede caer en el fundamentalismo de pensar que todo está mal hecho sólo porque quienes lo gestionan tienen un determinado apellido".

"Es momento, intentando abstraerse de la pasión que inevitablemente rodea al mundo del fútbol, de hacer varias reflexiones. Los dos accionistas mayoritarios tienen que darse cuenta de que si no se producen cambios sustanciales en la gestión, el club no saldrá de la mediocridad o, si ello no es posible, asumir que los ciclos en la vida tienen siempre un final y dar pasos en consecuencia", añade.

"Por otro lado, el club es una sociedad anónima y, quien propugne ese cambio de ciclo, tiene que saber que la única solución para ello es la compra de las acciones y, en ese sentido, al margen de informes más o menos sesgados, ofrecer propuestas concretas y posibles. Es el momento de cambios en el Atlético de Madrid y todos los que amamos a este club debemos aportar ideas y soluciones constructivas, porque en ello nos jugamos el futuro", concluyó.