Público
Público

Abdulá se retira de las elecciones afganas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato a la presidencia de Afganistán Abdulá Abdulá anunció el domingo su retirada de la segunda vuelta de las elecciones, tras poner en duda la legitimidad del Gobierno y acusarle de no cumplir sus exigencias para garantizar una consulta justa.

Un debilitado Gobierno afgano con el actual presidente y candidato, Hamid Karzai, podría ser también un revés para el mandatario estadounidense, Barack Obama, que evalúa si enviar o no 40.000 soldados estadounidenses a combatir el resurgimiento talibán en Afganistán.

Las autoridades electorales anunciaron horas más tarde que las votaciones del 7 de noviembre seguirían adelante con ambos nombres en las papeletas, pero con Karzai como candidato único.

"Basados en las leyes electorales y en la Constitución, debe haber una segunda vuelta. La Constitución es clara", dijo a Reuters Daoud Ali Najafi, jefe de la Comisión Electoral Independiente.

De todas formas, un portavoz de Kai Eide, jefe de la misión de las Naciones Unidas, expresó sus dudas sobre lo práctico de llevar a cabo los comicios.

El portavoz Alim Sidique dijo a Reuters que "es difícil ver cómo puede haber una votación con sólo un candidato".

Abdulá, oftalmólogo y ex ministro de Asuntos Exteriores de Karzai, pareció descartar cualquier posibilidad inmediata de un acuerdo para compartir el poder con el mandatario a cambio de su retirada, pero dijo que no había pedido que se boicoteara la votación del 7 de noviembre.

Con la voz quebrada y lágrimas en los ojos, Abdulá dijo a los líderes tribales y a sus partidarios reunidos en una gran tienda en el oeste de la capital que había tomado la decisión "por el bienestar de la nación".

"En lo que me concierne, la decisión a la que he llegado es no participar", dijo más tarde a la prensa en su casa en Kabul. "Tengo fuertes, fuertes reservas sobre la credibilidad del proceso", señaló el doctor.

Karzai ha sido el favorito para ganar la segunda vuelta después de que obtuviera la mayoría de los votos en una primera ronda manchada por el fraude generalizado. Su equipo de campaña declaró que la consulta se realizaría a pesar de la retirada de Abdulá.

Afganistán ha vivido sumido en la incertidumbre política durante semanas y la seguridad es otra gran preocupación, dado que los insurgentes talibanes prometieron hacer fracasar el proceso electoral.

TALIBANES IMPASIBLES

Para los talibanes, la retirada de Abdulá no supone ninguna diferencia.

"No habrá cambio de política en lo que respecta a nosotros", dijo a Reuters por teléfono Qari Mohamad, un portavoz talibán, desde una ubicación no desvelada.

Obama se reunió con líderes militares estadounidenses el viernes en Washington, dentro de su revisión de la estrategia en la guerra afgana.

Algunos analistas fueron mordaces en su evaluación de lo que fueron consideradas una elecciones erróneas en un contexto de incremento de la violencia, después de ocho años de guerra.

"Es un error en los esfuerzos occidentales y otras comunidades internacionales para construir una democracia en Afganistán", dijo Norine MacDonald, presidenta del Consejo Internacional de Seguridad y Desarrollo, un grupo de investigación política.

"Los comicios deberían posponerse y reorganizarse de una forma que de lugar a un Gobierno legítimo y permita al pueblo afgano participar efectivamente en una elección legítima", sostuvo.

No fue posible contactar inmediatamente a un portavoz de la Casa Blanca para que realizara comentarios sobre la retirada de Abdulá.

Sin embargo la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, comentó el sábado que la decisión no afectaría la legitimidad de los comicios.