Público
Público

Abierta la capilla ardiente de Bernarda de Utrera en el Ayuntamiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La capilla ardiente por Bernarda Jiménez Peña, conocida artísticamente como Bernarda de Utrera, fallecida ayer a los 82 años de edad, ha quedado abierta hoy en el Ayuntamiento de su ciudad natal.

El féretro llegó al Ayuntamiento sobre las 10.00 de la mañana procedente de su domicilio, donde vivía con sus sobrinos Inés y Luis, siendo escoltado el cortejo por la Policía Local.

Se espera que a lo largo de la mañana cientos de personas se despidan de la cantaora, a la que sus vecinos y amigos profesaban un gran cariño, al igual que sucedió hace tres años en el fallecimiento de su hermana Fernanda de Utrera.

En la puerta del Ayuntamiento, la Corporación municipal esperaba al cortejo fúnebre para recibir a la artista rindiendo los honores pertinentes.

Anteriormente, a las 8:30 de la mañana, el Consistorio utrerano celebró un Pleno extraordinario para decretar el luto oficial por la pérdida de una de las artistas flamencas más importantes que ha dado la localidad de Utrera y España.

El alcalde, Francisco Jiménez (Partido Andalucista), ha manifestado su tristeza "por la pérdida de una artista inconmensurable, que ha sido referente en el mundo del flamenco y que representa a las grandes estirpes flamencas de Utrera. Bernarda era, junto con su hermana Fernanda, un orgullo para todos los utreranos y una de las mejores embajadoras que nuestra ciudad haya tenido".

Bernarda de Utrera falleció ayer, a los 82 años, de muerte natural, aunque la enfermedad la tenía recluida en su casa, por lo que en raras ocasiones se le podía ver por la calle.

El funeral por Bernarda de Utrera se celebrará hoy, jueves a las 5 de la tarde, en la parroquia de Santiago El Mayor.

Posteriormente, Bernarda será enterrada en el Cementerio Municipal de la localidad, junto a su hermana Fernanda, en el mausoleo que el Ayuntamiento de Utrera encargó al artista local Pedro Hurtado.

Entre sus premios y reconocimientos se encuentran el del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, el Premio Nacional de Cante de la Cátedra de Flamencología y Estudios Folclóricos de Jerez de la Frontera, el título de Hija predilecta de Utrera, la Medalla de Plata de Andalucía, la XII Bienal de Arte Flamenco de Sevilla, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, y el título de Hija predilecta de la provincia de Sevilla.

Entre los reconocimientos que con más cariño atesoraban ambas artistas figura el homenaje tributado por la Hermandad de Los Gitanos en el Potaje Gitano y el Mostachón de Oro.