Público
Público

Abogado asegura que hay pruebas de que el tesoro hallado por Odyssey es español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miami (EEUU), 20 sep (EFE).- Las pruebas de que el tesoro hallado por Odyssey en mayo pasado procede de un barco de bandera española son "muy fuertes", señaló a Efe James Goold, el abogado que representa al Gobierno español en la defensa de sus intereses sobre el pecio extraído.

"Hay pruebas muy fuertes" de que el cargamento de objetos y monedas de oro y plata, valorado en más de 500 millones de dólares, que extrajo Odyssey "procede de un barco español", afirmó Goold, quien presentó el miércoles una reclamación del Gobierno de España.

En la reclamación, entregada ante un tribunal de Tampa (Florida), España solicita al juez encargado del caso que "rechace todas las demandas que Odyssey presentó el pasado 6 de agosto con respecto al pecio denominado 'Cisne Negro'".

Goold explicó que "la petición formal" presentada persigue además que el tribunal desestime las reclamaciones de Odyssey "contra España" y se determine que la empresa "cazatesoros" "no tiene derecho legal" sobre el yacimiento arqueológico.

La cuestión de fondo, destacó Goold, es que la compañía estadounidense Odyssey, con sede en Tampa, "ha violado los principios legales", que "están muy claros", resaltó.

Insistió en que los "principios legales" deben primar sobre cualquier otro argumento o acuerdo y acusó a Odyssey de llevar a cabo maniobras de "encubrimiento" que, apuntó, "están empezando a desenredarse".

Goold indicó que los jueces todavía no han fijado una fecha para que Odyssey proceda a responder a la reclamación del Gobierno español, aunque "no es una obligación", aclaró, que la empresa de exploración marina deba cumplir.

En una entrevista con Efe, Greg Stemm, cofundador y presidente de Odyssey, expresó su clara voluntad de saber finalmente "el nombre del buque de donde hemos extraído el tesoro", pero comentó que no habían encontrado pruebas definitivas.

"Quizá nunca podamos establecer la identidad del barco", sentenció el lunes pasado Stemm.

Como hipótesis más verosímil, el Ministerio español de Cultura considera que se trata de un cargamento extraído de un pecio de bandera española que se encuentra en aguas internacionales.

Por su parte, Odyssey siempre ha defendido la legalidad de la operación, denominada "Cisne Negro", que permitió el descubrimiento del pecio submarino compuesto de monedas y otros objetos.

En el informe que entregó en agosto pasado, Odyssey solicitó indemnizaciones al Gobierno de España por las pérdidas que considera que ha sufrido por las "obstrucciones en sus operaciones".

Pidió también que el tribunal de Tampa estableciese la confidencialidad absoluta sobre las informaciones referidas al yacimiento arqueológico, con el propósito de evitar así que se produzcan filtraciones que dañen los métodos e investigaciones de Odyssey.

Stemm, de 50 años, manifestó su convencimiento de que las leyes internacionales están de su parte en el conflicto legal con España.

En ese sentido, apuntó que no entendía la actitud de las autoridades españolas, a las que en noviembre de 2006 Odyssey les ofreció participar directamente en el rescate del tesoro.

Odyssey fundamenta sus derechos sobre el tesoro submarino en que el tribunal federal de Tampa competente en jurisdicción marítima le concediese el estatus de descubridor y depositario de todos los yacimientos recuperados del pecio en disputa con España.

La denominada ley de Almirantazgo y la Convención del Mar establecen que el 90 por ciento del valor de lo recuperado corresponde a la empresa o personas que llevaron a cabo el rescate.