Público
Público

El abogado de Mubarak dice que no conocía la matanza de manifestantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La defensa del expresidente egipcio Hosni Mubarak sostuvo que el derrocado mandatario no estaba al tanto de la matanza de manifestantes durante la revolución, en una nueva sesión del juicio contra él que fue reanudado hoy.

Así lo explicó a Efe el abogado de la acusación Asaad Heikal, quien relató los pormenores de la vista en la Academia de Policía de El Cairo, donde transcurre el juicio, en el que hoy fue el turno de los alegatos de la defensa, encabezada por el letrado Farid el Dib.

Según Heikal, el abogado defensor aseguró que Mubarak no sabía que se estuviera matando a manifestantes y que los autores de la masacre fueron algunos agentes policiales y elementos extranjeros.

De hecho, El Dib defendió que el antiguo jefe de Estado estaba a favor de las demandas de los manifestantes.

Como viene siendo habitual, la televisión egipcia mostró imágenes de la llegada en camilla de Mubarak, de 83 años, a la sala del tribunal penal, aunque el diario estatal Al Ahram señaló que el expresidente estuvo sentado en una silla de ruedas durante la audiencia, presidida por el juez Ahmad Refat.

Heikal destacó que estaba previsto que El Dib solo defendiera a Mubarak y a sus hijos, Gamal y Alá, pero también lo hará con el exministro del Interior Habib al Adli, que también está acusado junto a seis de sus asesores de la muerte de manifestantes.

Heikal subrayó que el abogado defensor empezó hablando de la biografía política de Mubarak y que ha dividido sus argumentos en tres partes: la primera, que abordó hoy, versa sobre las acusaciones de la muerte de manifestantes, mañana tratará los cargos de corrupción y pasado mañana se centrará en la defensa de Gamal y Alá y en la Al Adli.

Durante la vista, el tribunal escuchó el testimonio de El Dib y rechazó que los abogados de las víctimas le interpelaran.

El juicio se reanudará mañana y continuará hasta el próximo día 22. La Fiscalía ha pedido la pena de muerte para el expresidente, para Al Adli y para sus seis asesores.

En el exterior de la sala, centenares de familiares de las víctimas de la revolución corearon lemas contra los inculpados y pidieron la pena de muerte para ellos.

Además, decenas de seguidores de Mubarak se congregaron en el lugar cantando eslóganes en defensa de su inocencia.