Público
Público

Los abogados de Polanski desautorizan a su defensor francés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El abogado francés de Roman Polanski que dijo que el director de cine no regresaría voluntariamente a Estados Unidos para enfrentarse a un caso de abusos sexuales no está autorizado para hablar en el caso, dijeron el viernes los defensores de Polanski en Estados Unidos.

Polanski, de 76 años, se encuentra detenido en una prisión suiza a la espera de una decisión sobre la petición de extradición presentada por Estados Unidos. El cineasta huyó de Estados Unidos en 1978 cuando esperaba sentencia por haber mantenido relaciones sexuales con una adolescente de 13 años.

Su abogado francés, Herve Temime, dijo a Le Figaro que Polanski no regresaría voluntariamente a Estados Unidos. Pero los abogados de Los Ángeles Douglas Dalton, Bart Dalton y Chad Hummel afirmaron en un comunicado que sus declaraciones no fueron autorizados por el cineasta.

"Los abogados franceses no le representan en el caso y no hablan por él al respecto", dijeron en el comunicado.

El texto dice que sólo los tres abogados de Los Ángeles, así como el doctor Lorenz Erni en Suiza y el propio Polanski, "están autorizados para hablar en su nombre" sobre el caso.

Una portavoz de los abogados de Los Ángeles declinó realizar más declaraciones.

Temime ha sido considerado durante mucho tiempo como el representante de Polanski en Francia, y dijo a Le Figaro en una entrevista que creía que el director de "Chinatown" ya fue castigado por el delito al permanecer detenido 42 días en una prisión de California en 1978, donde fue sometido a pruebas psiquiátricas.

Temime señaló también que se debería tener en cuenta que el suceso tuvo lugar hace más de 30 años, antes de formular cualquier decisión acerca de la extradición.

"También mantenemos que el señor Polanski no afrontaba un juicio justo en Los Ángeles", afirmó. "Por todas estas razones, entre otras, su posición continúa sin cambios: no aceptará ser extraditado a Estados Unidos".

PIDE LIBERTAD PROVISIONAL

Temime dijo que Polanski se encuentra bien pero que ha pedido ser liberado provisionalmente y que está preparado para pagar una considerable fianza económica, así como otras garantías para asegurar que no escaparía, como el uso de una pulsera electrónica.

El cineasta franco-polaco se enfrenta hasta a dos años de cárcel en Estados Unidos si es extraditado, pero si no acepta ir voluntariamente el proceso podría prolongarse durante varios meses o años.

Los abogados de Los Ángeles dijeron que las dudas sobre el sobreseimiento del caso deben ser resueltas en la corte. Una nueva vista está prevista para el 10 de diciembre en Los Ángeles.

El director ganador de un Oscar fue arrestado en septiembre a petición de Estados Unidos cuando voló a Suiza para recibir un premio en un festival de cine.

El arresto provocó una tormenta política en Francia cuando el ministro de Cultura, Frederic Mitterrand, y numerosos artistas de importancia salieron en su defensa. Otros argumentaron que el estatus de Polanski como director de cine no debería protegerlo de la ley.

Polanski fue originalmente acusado de seis cargos, incluyendo violación, por tener relaciones sexuales con la adolescente después de ofrecerle champán y drogas.

El director se declaró culpable de un cargo de mantener relaciones sexuales con una menor, pero huyó antes de que concluyera el caso porque creía que un juez lo condenaría a prisión pese a un acuerdo por la condena ya cumplida.