Público
Público

Los abogados de tres familias demandan a Boeing ante la sospecha de fallos técnicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El bufete de abogados de Estados Unidos Ribbeck Law ha presentado la primera demanda en contra de Boeing, la fabricante del avión de Spanair estrellado en Madrid el 20 de agosto, en nombre de tres familias que perdieron a siete de sus miembros en el accidente que costó la vida a 154 personas.

Así lo anunció en una rueda de prensa el fundador del bufete de letrados y especialista en ingeniería, Manuel von Ribbeck, quien detalló que la primera petición de demanda de inicio de prueba presentada por este caso en Estados Unidos, concretamente en el condado de Cook (Illinois), también ha sido interpuesta contra la empresa matriz del avión, Mc Donnel Douglas, en base a "los fallos eléctricos y en los manuales" de operaciones o mantenimiento detectados en los análisis "de los 15 aviones de la serie MD-80 que se han caído".

"Le pedimos a Boeing, que es la que construye la nave, que nos diga quién le dio el mantenimiento; quién les compró la nave; de qué manos cambió el avión; qué modificaciones se hicieron; quiénes fabricaron las distintas piezas que pueden haber fallado; y, luego de eso, pueden ir aumentando el número de entidades que van a ser demandadas", explicó Von Ribbeck.

El doctor en Derecho y experto en ingeniería afirmó que "no se han visto fuera de Estados Unidos" las inspecciones que se efectúan en Estados Unidos para solventar los defectos técnicos detectados en las aeronaves MD-80, por los que se han llegado a "parar" recientemente, dijo, hasta 8.000 vuelos para reparar los aviones que los sufrían.

Los abogados de estas tres familias exigen en su demanda que el juez aclare la identidad de alguno o todos los propietarios del aparato siniestrado en Barajas desde 1999; la identidad de todos los arrendadores y arrendatarios del avión en los últimos nueve años y la divulgación de las compañías que hayan desempeñado algún trabajo de mantenimiento durante el tiempo que estuvo operando bajo el control de Spanair y SAS.

Además reclaman conocer el nombre de la compañía que hizo los revertores de propulsión y los nombres de los alerones y el sistema de control de elevadores, así como el sistema de timones y de alas, dada la convicción de los abogados de este bufete de la "evidencia de posibles defectos de diseño y manufactura".

Von Ribbeck destacó que en los últimos once meses se han estrellado tres aviones MD-80: el primero en Phuket (Tailandia), el 16 de septiembre; el segundo en Isparta (Turquía), el 30 de noviembre de 2007, y el tercero, el de Spanair siniestrado el pasado 20 de agosto en el aeropuerto de Barajas.

Esta causa civil presentada en Illinois, que consiste en una demanda de inicio de prueba y a la que se suma una acción penal en España, en la que también se ha personado el bufete estadounidense, ha sido interpuesta en favor de María Cabrera, una madre de Gran Canaria que perdió a sus dos hijas y a una nieta; Elena Fontaner, de Mallorca, quien perdió a su madre y a una hermana; y Alassan Puye, de Suecia, que perdió a su padre y a una hermana.