Publicado: 26.11.2013 18:41 |Actualizado: 26.11.2013 18:41

Absuelta la pianista que el fiscal quería encarcelar por molestar a una vecina

El Ministerio Público rebajó su petición de 7 años a 20 meses de prisión por delitos de contaminación acústica y lesiones psíquicas. El tribunal no ha visto fundamento alguno en las acusaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Audiencia de Girona ha absuelto a la pianista de Puigcerdà Laia M., que se enfrentaba a una pena de 20 meses de prisión que pidió la Fiscalía por los delitos contra el medio ambiente por contaminación acústica y un supuesto delito de lesiones psíquicas. El tribunal destaca la "absoluta falta de fundamento" de las acusaciones.

Laia M. fue denunciada por una vecina porque le molestaba el sonido constante del piano, y pidió la baja laboral por lesiones psíquicas como ansiedad, alteraciones del sueño y episodios de pánico.

La Fiscalía consideró que la pianista e intérprete que entonces tenía 26 años --y que cursaba estudios oficiales de música-- tocaba el instrumento en 2003 en su domicilio cinco días por semana, de 9.00 a 13.00 y de 14.00 a 18.00 horas, sin que la sala donde ensayaba estuviera insonorizada. El Ministerio Público pidió inicialmente una pena de 7 años y medio de cárcel, que rebajó durante el juicio a 20 meses.

Sin embargo, ahora la Audiencia en su relato de lo sucedido confirma que los padres de la pianista "no desatendieron los requerimientos" del Ayuntamiento para insonorizar la vivienda: en 2005 hicieron varias obras en la habitación donde estaba el primer piano y en 2007, tras comprar el segundo, insonorizaron el instrumento colocando mantas acústicas.

Además, la sentencia considera que no ha quedado acreditado "que exista una relación directa, de causa-efecto, entre las inmisiones acústicas producidas por los acusados" y los trastornos de la vecina.

"El Tribunal considera que en este proceso se ha disparado contra todo lo que se movía, por elevación y con pólvora de rey", entre otras cosas por la absoluta falta de fundamento de las acusaciones contra los padres que, según la Audiencia, han sido sometidos a una pena de banquillo injusta e injustificada durante un proceso que ha durado años.

La Audiencia también carga contra la "inadecuada" calificación provisional de la Fiscalía y las penas solicitadas inicialmente que ve desprorcionadas: el Ministerio Público pidió inicialmente siete años y medio de cárcel --a lo que se sumó la acusación-- para cada uno de los acusados aunque luego lo rebajó a 20 meses.

Esta petición es la que ha provocado "la presencia de numerosos medios de comunicación en el acto de la vista y la difusión del caso a nivel nacional" y que fuese juzgado por la Audiencia, mientras que si hubiese habido una calificación más ponderada la vista sería en un juzgado de lo penal.

Lamenta además que para "un asunto de tan limitada entidad y complejidad técnica" se haya necesitado tanto tiempo, la intervención de la Audiencia y cuatro días de juicio, entre otros medios desplegados.