Público
Público

Acaba el arresto domiciliario del artista y activista chino Ai Weiwei

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El artista y activista pro derechos humanos chino Ai Weiwei, bajo arresto domiciliario en Pekín para que no pudiera organizar una fiesta-protesta en Shanghái, ya está en libertad, según contó el propio creador a sus amigos a través de su cuenta de Twitter.

Ai, cuya mediática fiesta se celebró ayer, domingo, en la ciudad shanghainesa pese a la ausencia del artista, agradeció desde Twitter el apoyo recibido por todos aquellos que acudieron a la protesta, algunos de ellos desafiando las presiones de las autoridades.

El artista, conocido por haber colaborado en el diseño del Estadio Olímpico de Pekín (el "Nido de Pájaro") convocó la semana pasada un banquete de cangrejos de río en Shanghái para "celebrar" que las autoridades de esa ciudad iban a demoler su recién inaugurado estudio.

Ai, que reside y trabaja en Pekín, aseguró que la demolición no se debía a cuestiones inmobiliarias, sino a su proclamado activismo en todos los frentes y a sus críticas, a veces furibundas, contra el régimen chino.

Tras anunciarse la fiesta, la policía de Pekín puso bajo arresto domiciliario al artista el sábado y el domingo, al parecer por presión de las fuerzas de seguridad de Shanghái, lo que no impidió que cientos de simpatizantes se reunieran en la Perla del Yangtsé para mostrar su apoyo al artista.

Ai fue uno de los firmantes de la llamada "Carta '08", manifiesto que pidió hace dos años reformas políticas en el país, y por el que su principal impulsor, el ahora Premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo, fue encarcelado.