Público
Público

Se acabaron las vacaciones en el mar

La nave 'Pacific', que sirvió de escenario para la serie, ha sido inmovilizada por las deudas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los que en su día fueron fieles seguidores de la serie Vacaciones en el mar nunca se hubiesen imaginado un final así. El barco que sirvió de escenario para la mítica serie, el Pacific, ha sido inmovilizado por las deudas acumuladas por la naviera española Quail Cruises, actual propietaria del barco.

Según informó la revista especializada italiana Ship2Shore, la deuda contraída por Quail Cruises podría ser superior a los cinco millones de euros por cada uno de los acreedores. Precisamente han sido estos, los acreedores, los que han solicitado su inmediata inmovilización. Las autoridades portuarias de Génova llevaron a cabo esta semana la orden de secuestro.

La nave, que pertenece a Quail Cruises desde hace un año, se halla en fase de reestructuración. De hecho, hace pocas semanas, la armadora española confirmó que la nave no prestaría servicio durante la estación de verano y sería sustituida por el buque Gemini.

El Pacific llegó al Puerto de Génova el pasado mes de noviembre y, según el programa inicial, habría tenido que estar operativo a partir del pasado mes de marzo, para cubrir diversas rutas por el Mediterráneo, con escala en Villefranche, Livorno, Civitavecchia, Olbia y las islas Baleares.

En 1998, esta misma nave, que entonces tenía otros propietarios, había sido secuestrada en el puerto de Pireo (Grecia) por su vinculción con una red de tráfico de drogas que enlazaba el Norte de Africa con algunos países del Mediterráneo, entre ellos, España.