Público
Público

Acceso a alimentos sanos es más difícil en barrios más pobres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Anne Harding

Las personas que viven en losbarrios más pobres en Estados Unidos acceden menos fácilmente alos supermercados que ofrecen una gran variedad de productosfrescos y otros alimentos saludables, según confirma unarevisión de 54 estudios publicados.

En cambio, pueden elegir de entre una gran variedad decombinaciones de comida rápida poco saludables, indica elequipo dirigido por la doctora Nicole I. Larson, de Universityof Minnesota, en Minneapolis.

"Los estudios revisados sugieren que se necesitan nuevaspolíticas y otras acciones locales para solucionar el problemade acceso a los alimentos saludables en muchas comunidades debajos ingresos, rurales y de minorías", dijo Larson a ReutersHealth.

El equipo advirtió que están creciendo las evidencias deque la segregación de los barrios según "los ingresos y laetnia" es clave para las disparidades en el acceso a la saluden Estados Unidos, y que la posibilidad o no de acceder aalimentos saludables y no saludables sería uno de los factoresclave.

Para investigarlo, los autores revisaron estudiospublicados entre 1985 y el 2008 que analizaron el acceso a losalimentos por barrio en Estados Unidos.

Mientras que los supermercados tienden a ofrecer la mayorvariedad de alimentos saludables a los precios más bajos, lastiendas generalmente cobran más caro y no suelen venderalimentos frescos, precisa el equipo en American Journal ofPreventive Medicine.

Los estudios analizados confirmaron que las minorías y losgrupos de bajos ingresos que viven cerca de supermercadostienen una dieta más saludable.

Por ejemplo, una investigación demostró que la posibilidadde que los afroamericanos cumplan con las recomendaciones deconsumo de frutas y verduras aumentó un 32 por ciento por cadasupermercado adicional ubicado en el distrito censal dondevivían.

Tres estudios hallaron una disminución del riesgo deobesidad en las personas con más supermercados en su barrio;dos de esos estudios identificaron una relación entre un mayoracceso a las tiendas y el aumento del riesgo de obesidad.

La revisión demuestra claramente la existencia de "grandesdisparidades étnicas" en la clase de tiendas de alimentosdisponibles en los barrios.

Un estudio halló que los barrios mayoritariamente negrostenían la mitad de los supermercados disponibles en los barriosmayoritariamente blancos, mientras que los hispanos tenían untercio de esos comercios.

Seis estudios en los cuales sus autores visitaron loslocales comerciales y controlaron la mercadería, hallaron quelos alimentos saludables, como las frutas y las verduras, losproductos lácteos, los panes ricos en fibra y las carnesmagras, estaban más disponibles y tenían mejor calidad en losbarrios blancos que en el resto. Las comunidades ruralestendían también a tener menos acceso a los supermercados.

Las formas de alentar a los supermercados a instalarse enlos barrios de bajos recursos incluyen "los incentivosfinancieros y la asistencia para realizar estudios deinstalación y puesta en marcha del negocio, en el diseño delestacionamiento/transporte y en la limpieza/armado de lasinstalaciones", enumeró Larson.

"Existen pocos estudios de evaluación de las estrategias olas políticas usadas para reducir las desigualdades en elacceso a los alimentos saludables", destacó.

Pero la experiencia de otros países demuestra que no existemotivo para no hacerlo; Larson destacó estudios en NuevaZelanda, Australia, Canadá y Escocia, donde hallaron que ladisponibilidad de supermercados era superior en barrios demenores recursos.

FUENTE: American Journal of Preventive Medicine, enero del2009.