Público
Público

Aceite de pescado en píldoras no mejoraría el intelecto infantil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Kerry Grens

Hay algunas pruebas de quetomar píldoras de aceite de pescado en el embarazo puede ayudaral desarrollo del cerebro de los niños, pero un estudio españolsugiere que los suplementos no suponen diferencia alguna en lasmediciones intelectuales cuando los pequeños tienen 6 años.

Los hallazgos, publicados en el American Journal ofClinical Nutrition, apoyan los resultados de un estudioanterior noruego, que tampoco encontró diferencias en elcoeficiente intelectual de niños de 7 años cuyas madres habíantomado o no suplementos de aceite de pescado cuando estabanembarazadas o durante la lactancia.

Los ácidos grasos, como el ácido docosahexaenoico (DHA),que se hallan en el pescado y otros alimentos, son consideradosimportantes para el desarrollo del feto. La cuestión a dirimirha sido si añadir más de estas grasas a las dietas de lasmadres a través de suplementos beneficiaría más al bebé.

Los investigadores hallaron, sin embargo, que los niños demujeres que tenían niveles elevados de DHA en la sangre al dara luz tenían una inteligencia por encima de la media a los 6años, aunque solía deberse a la ingesta de ciertos alimentos yno de suplementos.

"No observamos efectos significativos de los suplementos enla función cognitiva de los niños, pero el estado del DHAmaterno puede relacionarse con la función cognitiva posterioren niños", escribió Cristina Campoy, de la Universidad deGranada, que encabezó el estudio.

Las madres con un DHA elevado en los glóbulos rojos norecibieron necesariamente suplementos de aceite de pescado. Ensu lugar, el resultado puede reflejar la ingesta materna delDHA de varias fuentes en un periodo de tiempo más largo.

Esto puede querer decir que la ingesta de ácidos grasos alargo plazo "es más beneficioso que recibir suplementosúnicamente durante el embarazo", escribieron losinvestigadores.

El estudio no evaluó las dietas de los niños, algo que pudohaber influido en los resultados, dijo Ingrid Helland, delHospital Universitario de Oslo, que encabezó el trabajo noruegoanterior.

"Podría ser que los efectos benéficos sutiles de lossuplementos (de aceite de pescado en la época prenatal) esténviéndose empañados por otros factores (genéticos, estimulaciónsocial, nutrición, etc)", dijo Helland a Reuters Health.

No obstante, Helland no quiere renunciar totalmente a laidea de que la ingesta de aceite de pescado pueda serbeneficiosa.

"Si una amiga me preguntara si tomar o no suplementos, lerecomendaría que sí, pero enfatizaría que no tenemos aúnninguna prueba científica de que beneficie al niño", añadió.

FUENTE: Journal of Clinical Nutrition, online 17 de agostodel 2011