Público
Público

Aceite de pescado reduciría la depresión en adolescentes varones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Lynne Peeples

Comer más pescados grasoscomo las sardinas o el salmón reduciría la depresión en losvarones, pero no en las mujeres adolescentes.

Los ácidos grasos omega 3, que incluyen los EPA y DHA, seencuentran en los pescados grasos. Dado que esos nutrientesinfluyen en el funcionamiento cerebral, muchos investigadoresse preguntan si su consumo reduciría el riesgo de desarrollardepresión.

Pero estudios sobre esa relación en adultos no llegaron aresultados concluyentes.

Hasta ahora, ningún equipo se había ocupado de esaasociación potencial en los adolescentes, un grupo propenso ala depresión.

De modo que el equipo de Kentaro Murakami, de laUniversidad de Tokio, analizó la dieta y la depresión en más de6.500 estudiantes secundarios de 12 a 15 años, en Japón.

El 23 por ciento de los varones y el 31 por ciento de lasmujeres tenían síntomas depresivos, como baja autovaloración,pocas esperanzas y alteraciones del sueño, precisó el equipo enla revista médica Pediatrics.

Según los cuestionarios alimentarios y tras considerarfactores como la edad y la educación de los padres, el equipoobservó que los varones que más pescado consumían (el quintosuperior de la escala de consumo) tenían un 27 por ciento menosposibilidad de estar deprimidos que el grupo que menos pescadocomía.

Lo mismo sucedió al analizar el contenido de EPA y DHA delos pescados consumidos.

En tanto, en las mujeres no se registró efecto alguno delaceite de pescado.

El equipo admite que esa diferencia entre géneros esdifícil de explicar, aunque existen algunas hipótesis, como unorigen genético de la depresión más sólido en las mujeres queen los varones.

Los autores señalan también que sus resultados no aportanpruebas suficientes de que el aceite de pescado reduzca elriesgo de depresión. Aunque se necesitan más estudios paraconfirmar esa relación causa-efecto, el equipo concluyó queelevar el consumo de pescado, EPA y DHA "sería una estrategiaimportante para prevenir la depresión".

FUENTE: Pediatrics, septiembre del 2010