Público
Público

Acido fólico: bueno para defectos congénitos, no para el corazón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Lynne Peeples

Los suplementos con ácidofólico bajan los niveles de una proteína sanguínea queparticipa en la enfermedad cardíaca, pero un nuevo estudiosugiere que eso no se traduce en una reducción del riesgo dedesarrollar enfermedad cardiovascular, cáncer o muerte.

Uno de cada tres adultos de Estados Unidos dice que tomamultivitaminas con ácido fólico. Esta vitamina B previene laanemia y reduce el riesgo de defectos congénitos, como laespina bífida.

Recientemente, se descubrió que el ácido fólico tiene otrobeneficio: baja los niveles de una proteína que produce elorganismo después de ingerir carne, la homocisteína, que estáasociada con problemas cardiovasculares y otras enfermedades.

La relación sugeriría que la vitamina podría ser unaherramienta poderosa contra la enfermedad cardíaca, elaccidente cerebrovascular (ACV) y el cáncer.

"La hipótesis de la homocisteína en la enfermedadcardiovascular atrajo mucho interés porque es una proteína quedisminuye fácilmente con suplementos con ácido fólico yvitaminas B", dijo el autor principal, doctor Robert Clarke, dela University of Oxford, en Inglaterra.

Para demostrar la teoría, el equipo de Clarke reunió yanalizó los datos de ocho ensayos clínicos con un total de37.485 personas con alto riesgo de desarrollar enfermedadcardiovascular.

Al azar, la mitad de los participantes recibió dosis altasde ácido fólico (de entre 0,8 y 40 mg diarios) y, el resto,píldoras placebo.

Una multivitamina típica en venta en Estados Unidoscontiene 0,4 mg de ácido fólico.

Los niveles de homocisteína fueron alrededor de un 25 porciento más bajos en los participantes tratados con suplementosde ácido fólico que en el grupo de control en los cinco años omás de seguimiento.

"Tomar ácido fólico o agregarlo a los granos de cereal enEstados Unidos y Canadá ayuda a prevenir los defectos del tuboneural", indicó Clarke.

"De todos modos, tomar ácido fólico o vitaminas B no reducelos infartos, los ACV o las muertes por enfermedad coronaria oACV", añadió Clarke, quien aclaró que "los resultados sondefinitivos y es poco probable que se realicen nuevos ensayospara responderlo".

FUENTE: Archives of Internal Medicine, 11 de octubre del2010