Público
Público

Ácidos grasos omega-3, vinculados con menor riesgo de arritmia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un estudio realizado en Estados Unidosreveló que los adultos mayores con los niveles más altos ensangre de ácidos grasos omega-3, hallados principalmente en elpescado, tenían un 30 por ciento menos posibilidades dedesarrollar un tipo de arritmia que quienes contaban con losniveles más bajos.

Hasta el 9 por ciento de los residentes de Estados Unidosdesarrollarán fibrilación atrial o auricular al llegar a los 80años, según algunas estimaciones. La anormalidad en el ritmo delcorazón puede provocar accidentes cerebrovasculares (ACV) einsuficiencia cardíaca.

Hay pocos tratamientos para la dolencia, que principalmentese centran en impedir estos episodios con anticoagulantes.

"Un riesgo del 30 por ciento menos de la arritmia crónicamás común en la población de Estados Unidos es un efectobastante significativo", dijo Dariush Mozaffarian, uno de losautores del estudio y profesor de la Escuela de Salud Pública deHarvard.

Algunos estudios previos han sugerido que quienes comenmucho pescado tienen un riesgo inferior de desarrollarfibrilación auricular, pero otros trabajos no han hallado esevínculo.

Los ácidos grasos omega-3 medidos en este estudio, que fuepublicado en la revista Circulation, fueron el ácidoeicosapentaenoico (EPA), el ácido docosapentaenoico (DPA) y eldocosahexaenoico (DHA). Se encuentran en el pescado graso y enalgunos alimentos enriquecidos, como huevos, además de lossuplementos de aceite de pescado.

Estudios previos se habían apoyado en cuestionarios sobrecuánto pescado come la gente, algo que sólo puede estimar lacantidad de omega-3 que se ingiere, dijo Mozaffarian.

"Dependiendo de la especie de pescado, la cantidad deomega-3 puede multiplicarse por diez", dijo a Reuters Health.

Para obtener una medición más precisa de cuánto aceite depescado comían los participantes en el estudio, losinvestigadores tomaron una muestra de la sangre de más de 3.300adultos de más de 65 años.

En los siguientes 14 años, siguieron la salud de losparticipantes y hallaron que 789 desarrollaron fibrilaciónauricular.

Quienes tenían los niveles de omega-3 más elevados en susangre al principio del estudio tenían un 30 por ciento menos posibilidades de tener arritmias que aquellos con los nivelesinferiores de los ácidos grasos.

"Son reducciones significativas en cuanto a riesgo", dijoÁlvaro Alonso, profesor de la Facultad de Salud Pública de laUniversidad de Minnesota, que no participó en el estudio.

Una reducción del 30 por ciento del riesgo significaría queen lugar de que 25 de cada 100 personas desarrollen esta dolencia, lo harían 17 de cada 100.

De los tres ácidos omega-3, los niveles altos de DHA serelacionaron con un riesgo del 23 por ciento menos de sufrir fibrilación auricular, mientras que el EPA y el DPA no sevincularon con ningún riesgo menor.

Alonso advirtió que el estudio no demuestra que comerpescado sea el responsable de una tasa inferior de fibrilaciónauricular, pero dijo que existe la idea de que los ácidos grasoshallados en el pescado podrían funcionar estabilizando laexcitabilidad de las células musculares cardíacas.

El experto añadió que los resultados parecen losuficientemente prometedores como para seguir llevando a caboestudios que averigüen cuánto aceite de pescado puede usarsecomo medida preventiva potencial contra la arritmia.