Público
Público

Aconsejan hablar con pacientes adolescentes de alcohol y drogas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Genevra Pittman

Los médicos deberíanpreguntarles a los adolescentes sobre su consumo de alcohol ydrogas en cada consulta y controlarlos para identificar signosde adicción, según una nueva recomendación de la AcademiaEstadounidense de Pediatría.

En una declaración, publicada en la revista Pediatrics, laentidad explica que el cerebro en desarrollo es especialmentevulnerable a la adicción. Por lo tanto, es importante que losmédicos adopten una posición firme y proactiva cuando losadolescentes consumen drogas y alcohol.

Para la doctora Sharon Levy, coautora de la declaración ydirectora del Programa de Abuso de Sustancias Adolescente delHospital de Niños de Boston, "la recomendación de realizar estecontrol como parte de la atención médica general no es unanovedad".

Pero la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP)consideró que sería útil contar con una guía clara sobre cómopreguntar y abordar el consumo de alcohol y drogas porquevarios estudios habían demostrado que muchos médicos no hacenlas preguntas importantes.

"Sienten que les lleva demasiado tiempo y no están segurosde qué hacer con los resultados", dijo Levy a Reuters Health.

Pero el control de rutina de los adolescentes puedeidentificar conductas poco saludables y dependencia antes deque se convierta en adicción, comentó la especialista, de modoque la consulta es un buen momento para que los médicosconversen con ellos al respecto.

Según un estudio del 2010 del Instituto Nacional sobreAbuso de Drogas, el 30 por ciento de los alumnos de décimogrado dijo que había consumido drogas el año anterior y el 52por ciento dijo que había bebido alcohol.

En cada consulta de atención primaria y siempre que unmédico atienda a un adolescente, la AAP recomienda preguntarlessi consumen alcohol o drogas, y si es así, en quécircunstancias.

Luego, los médicos deberían alentarlos o aconsejarlos segúnlas respuestas obtenidas y derivar a todo aquel que necesitetratamiento extra.

A los adolescentes que dicen consumir alcohol o drogas,pero no precisamente en situaciones riesgosas, se les deberíaaconsejar cómo dejar de hacerlo e informarlos sobre los efectosnegativos de ese consumo. Levy recomendó no hacerlo como sifuera un "sermón".

Los pediatras deberían ir más allá, según la entidad, yhacer un contrato por escrito con los adolescentes que consumendrogas y alcohol en situaciones riesgosas, como puede sermientras conducen un vehículo, para que se comprometan a evitaresa conducta en el futuro.

Si los adolescentes no pueden hacer ese compromiso, losmédicos deberían analizar la posibilidad de violar laconfidencialidad y conversar seriamente con los padres.

La AAP considera que los pediatras deberían también prestaratención a cualquier otra enfermedad psiquiátrica causada porel consumo de alcohol y las adicciones, como el trastorno pordéficit de atención con hiperactividad (TDAH) y los problemasde ansiedad.

No todos coinciden en que esta pesquisa universal en cadaconsulta es beneficiosa.

El panel federal de expertos U.S. Preventive Services TaskForce concluyó que no hay pruebas suficientes para recomendar afavor o en contra de la pesquisa para detectar el consumo dedrogas o alcohol y las intervenciones de asesoramiento para losadolescentes en atención primaria.

FUENTE: Pediatrics, online 31 de octubre del 2011