Publicado: 02.12.2014 13:50 |Actualizado: 02.12.2014 13:50

ACS plantea a la banca renegociar el 40% de su deuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

ACS ha propuesto a sus bancos abordar la reestructuración de 2.200 millones de euros de deuda, importe equivalente al 41% del pasivo de 5.286 millones de euros que la compañía de construcción y servicios contabilizaba a cierre del pasado mes de septiembre, según confirmaron a Europa Press en fuentes del sector. El grupo que preside Florentino Pérez ha solicitado a sus entidades abrir este proceso en el marco de su estrategia de reducción de deuda y de diversificar sus fuentes de financiación.

ACS busca extender cinco años el vencimiento de este pasivo a pesar de que no presenta un plazo de amortización a corto plazo, tal como adelanta el diario Expansión en su edición de este martes.

La compañía indicó recientemente, con ocasión de la presentación de sus resultados trimestrales, que confía en reducir su endeudamiento total hasta el entorno de los 4.000 millones de euros a cierre de este ejercicio, gracias a las desinversiones de activos no estratégicos. ACS lleva a cabo actualmente un plan de desinversión de activos no estratégicos, tanto en la matriz como en las filiales alemana y australiana Hochtief y Leighton, con el fin de centrarse en sus negocios principales y obtener recursos para nuevas inversiones.

En el marco de este plan aún resta por cerrar la venta de la constructora australiana John Holland, filial de Leighton, y los activos de energías renovables de ACS. En este sentido, el grupo estudia distintas alternativas, entre las que se incluye una oferta pública de venta de acciones (OPV).

En paralelo, ACS mantiene su intención de lanzar una primera emisión de bonos "en cuanto las condiciones del mercado lo permitan", según apuntó su director general corporativo, Angel García Altozano, en la presentación de resultado del cierre de septiembre. La compañía suspendió a mediados del pasado mes de julio una emisión de bonos de 500 millones de euros por la volatilidad y la incertidumbre que entonces provocó en los mercados la intervención del banco luso Espirito Santo. ACS contempla estas emisiones en el marco de su estrategia de acudir a los mercados de capitales para diversificar sus fuentes de financiación.