Público
Público

ACS reitera sus objetivos anuales e interés en Iberdrola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pese a las dificultades económicas globales y al endurecimiento de los mercados de crédito, la constructora ACS confía en lograr sus objetivos de incrementar su beneficio ordinario alrededor de un 15 por ciento este año y en consolidar su participación en la eléctrica Iberdrola tras acordar la venta de su participación en Fenosa.

"La estrategia presente incluye (...) el impulso de la participación en Abertis e Iberdrola y la búsqueda de sinergias con Hochtief", dijo el presidente de ACS, Florentino Pérez, en el discurso de su junta extraordinaria de accionistas convocada exclusivamente para amortizar autocartera.

Un portavoz aclaró que, en el caso de Abertis, el directivo se refería a la participación en la gestión, no la participación accionarial.

ACS apalabró la venta de su 45,3 por ciento en Unión Fenosa a Gas Natural a 18,33 euros por título. La constructora ya ha vendido un 9,9 por ciento y Pérez dijo que espera cerrar la venta del 35,4 por ciento restante a mediados de enero.

Pérez ha reiterado en varias ocasiones que la venta de su paquete en Fenosa es la llave que permitirá a ACS consolidar su posición en Iberdrola.

"Sin las dificultades que entraña la presencia en otra empresa del sector, ACS podrá avanzar en el objetivo reiterada y permanentemente postulado de (...) incrementar su participación en Iberdrola", dijo Florentino Pérez en la junta extraordinaria de accionistas que aprobó una amortización de autocartera.

La constructora ACS controla de forma directa un 7,2 por ciento de la eléctrica y un 5,2 por ciento de manera indirecta a través de un equity swap, que tendrá que renovar o ejecutar el próximo 13 de diciembre.

La ejecución del equity swap sería ya de facto un incremento contable de su participación en Iberdrola, al pasar directamente la participación a manos de ACS.

En declaraciones a periodistas, Pérez dijo: "Podemos ejecutarlo o renovarlo, pero nunca cancelarlo".

"El derivado tiene un gasto financiero pero, por muy alto que sea, es igual o menor que el coste de la deuda que te cuesta comprarlo", dijo Emilio Rotondo, analista de Fortis.

ACS acumula unas fuertes minusvalías latentes en su participación en la eléctrica, ya que adquirió las acciones de Iberdrola a un precio medio de 9,1 euros por título frente a un cierre de 5,77 euros el martes.

Una vez ACS cierre la venta de Fenosa, la constructora tendrá una deuda de 6.000 millones, según afirmó su propio presidente a la junta, frente a un resultado bruto de explotación de 1.134 millones de euros a septiembre.

"Ahora tiene que plantearse qué va a vender", afirmó el analista.

ACS ya tiene en venta sus filiales de servicios Urbaser, Clece y Dragados SPL, dijeron a Reuters fuentes conocedoras del proceso a finales de septiembre pasado, unas filiales que los expertos valoran entre 3.000 y 3.208 millones de euros.

AMORTIZACIÓN DE ACCIONES

La junta aprobó la amortización de un 5 por ciento de su capital en autocartera, con las consiguientes consecuencias positivas para el precio de las acciones.

La amortización de acciones en autocartera es considerada una especie de dividendo para los accionistas, aunque con mejor tratamiento fiscal. El propio Pérez, con un 10,99 por ciento del capital y Corporación Financiera Alba, con un 20 por ciento, son los principales beneficiados por la medida.

El presidente de ACS también se mostró confiado en que la constructora logre sus objetivos de crecimiento de cerca de un 15 por ciento en beneficio ordinario este año y se mostró optimista para el próximo ejercicio pese a la crisis financiera.

/Por Andrés González/