Publicado: 26.05.2014 20:22 |Actualizado: 26.05.2014 20:22

Activado el protocolo por riesgo químico en la sede de Amnistía Internacional de Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional y los servicios de emergencia han activado el protocolo por posible peligro químico en la sede de Amnistía Internacional de Madrid tras la recepción de un sobre que contenía polvos sospechosos, aunque ningún trabajador presenta ningún síntoma de contaminación. Según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía y de Emergencias Madrid, un trabajador de la ONG ha abierto pasadas las cinco y media de la tarde un sobre que contenía una sustancia similar a la arena y que había llegado por correo a la sede, ubicada en la primera planta del número 8 de la calle Fernando VI.

Otros dos trabajadores han tenido contacto con el sobre y, ante la sospecha de que su contenido pudiera ser peligroso, la ONG se ha puesto en contacto con la Policía y los servicios de emergencia. Los Tédax de la Policía Nacional han puesto en marcha el protocolo ante una posible sustancia tóxica, que implica la activación de Samur y de los bomberos del Ayuntamiento de Madrid, aunque ni los tres trabajadores que han estado en contacto con el sobre ni los otros treinta que había en los oficinas sufrían ningún problema.

Los bomberos han confinado a todos los trabajadores en el las oficinas y han preparado una doble cadena de descontaminación, según ha precisado Emergencias Madrid. El Samur ha activado una línea de descontaminación con equipos NBQ (para riesgo nuclear, bacteriológico y químico), por la que pasarán los trabajadores que había en las oficinas.

A continuación los bomberos han activado otro operativo similar para descontaminar a los miembros de ese cuerpo, de Samur y de Policía que han entrado en el edificio. Una vez que los trabajadores salgan y sean descontaminados se sellará el edificio y la Policía se llevará el sobre para determinar si contiene una sustancia peligrosa o no.

El amplio operativo desplegado en la zona ha obligado a cortar el tráfico en la calle Fernando VI desde la sede de Amnistía Internacional hasta la calle Hortaleza. Un portavoz de la ONG ha explicado que se trataba de un sobre que había llegado a su sede sin remitente y les ha resultado sospechoso, y ha asegurado que, aparentemente, todos los trabajadores están bien.