Público
Público

La actividad turística crecerá un 0,2% en 2013, según los empresarios

Los empresarios  aseguran que el turismo es "el único de los grandes sectores que está ayudando a mitigar el problema del desempleo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La actividad turística crecerá un 0,2% en 2013, gracias a la buena evolución del turismo extranjero y pese a la caída de la demanda nacional, tras registrar un crecimiento del 1,3% este verano, lo que permitió la creación neta de 11.525 puestos de trabajo, un 1,1% más, según la Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur, que revisa así al alza sus previsiones anteriores, que estimaban un descenso del 0,4% para el conjunto del año.

El lobby de las empresas del sector turístico destaca que el turismo se consolida como el principal motor para la recuperación de la economía española y 'el único de los grandes sectores que está ayudando a mitigar el problema del desempleo y a la mayor generación de divisas'. 'Estos datos demuestran que somos el principal sector de la economía española y el único capaz de generar empleo neto', defendió el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, durante una rueda de prensa para hacer balance de la temporada estival.

Para Exceltur dos trimestres de crecimiento, tras seis de caídas, puede considerarse técnicamente como 'una salida de la recesión del sector turístico'. No obstante, rechazó el triunfalismo ya que esta recuperación debe servir 'para poner en valor en papel del turismo en la economía nacional'. Zoreda aclaró que la previsión de entrada récord de turistas no tiene porque tener una traslación en el ingreso medio obtenido, ni en la rentabilidad empresarial.

La demanda externa generó gran parte del crecimiento de la actividad turística durante el tercer trimestre gracias a la gran afluencia de turistas extranjeros a las comunidades de sol y playa del Mediterráneo, más Baleares y Canarias. Destaca la inestabilidad de países terceros como Egipto, así como el repunte del mercado ruso, que ya es el cuarto mercado durante el verano y la mejoría del consumo en Reino Unido y Alemania. Los datos de Exceltur también apuntan a una contención del ritmo de caída de la demanda turística interna, que parece tocar fondo en el tercer trimestre de 2013, si bien a costa de continuas políticas de reducción de precios, ofertas y descuentos.

A pesar de los favorables datos turísticos, en el tercer trimestre un 60,6% de las empresas del sector no han elevado sus ventas y un 71,9% no había mejorado sus márgenes de rentabilidad. Según destacó Zoreda, el ingreso por turista extranjero que revierte en España ha caído un 1,2%, un 2,1% en términos reales. Con ello desde el año 2000 el ingreso medio por turista ha descendido un 25%.

Las Islas Canarias, Baleares y Cataluña destacan como los destinos con el mejor balance empresarial durante el verano, con subidas de sus ingresos hoteleros del 7,6%, del 4,8% y del 4,2%, respectivamente. El balance es también moderadamente positivo en la Costa Blanca (Comunidad Valenciana) y la Costa del Sol (Andalucía), así como en tres comunidades de la España Verde (Cantabria, Asturias y Galicia). El verano cierra en negativo en el País Vasco y en las comunidades de interior, donde la Comunidad de Madrid muestra unos resultados empresariales particularmente desfavorables (sus ingresos hoteleros bajan hasta un 5,8%).

Por todo ello, el conjunto de empresarios turísticos españoles se muestra moderadamente optimista ante una tendencia de recuperación de ventas para el cuarto trimestre, aunque aún muy cautos respecto a la mejora de sus rentabilidades. El 31,3% de los empresarios turísticos estiman que sus ventas en el último trimestre serán mejores respecto a los tres últimos meses de 2012.

El crecimiento del sector se debe casi en su totalidad al aumento del 2,7% de los ingresos por turismo extranjero en términos reales (3,7% nominales), que compensa el descenso anual estimado del 1,8% de la demanda turística interna para 2013, que reducirá sus ritmos de caída desde una caída cercana al 3% con que cerró en 2012. Con ello, Exceltur estima que los ingresos turísticos en divisas que revertirán a España en 2013 y recogerá la Balanza de Pagos, ascenderán a 45.110 millones de euros (un 3,7% y 1.500 millones de euros más que en el 2012).

La organización empresarial insiste en que para el turismo siga siendo en 2014 una 'locomotora esencial' para impulsar la recuperación, resultaría 'imprescindible el mayor apoyo prioritario de Gobierno y estímulos específicos en favor del sector', aunando y coordinando políticas y esfuerzos con las diversas administraciones regionales y locales. Para el lobby, es 'más necesario que nunca' procurar la mayor dotación de recursos e incentivos adicionales posibles para impulsar el crecimiento turístico en paralelo a abordar gradualmente las reformas estructurales y los diversos retos competitivos que más afectan al sector.

El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, considera que Madrid debe 'replantearse' su gestión turística y poner en valor sus atractivos para lograr mejorar su imagen internacional todo ello a través 'de una mejor gobernanza' para lograr superar caídas de rentabilidad como la registrada este verano del 5,8%. 'Madrid necesita reactivar su atractivo turístico y eso pasa por una mayor unidad de acción de todas las administraciones con el concurso de gestión privado en una nueva forma de gestión', resumió Zoreda quien aseguró que durante mucho tiempo se ha estado buscando cabezas de turco e implantando medidas sueltas para neutralizar la realidad empresarial de 'caída en picado' de la capital.

Desde Exceltur se considera que lo primordial es una 'unidad de acción' entre las administraciones autonómicas, locales, Gobierno y empresas privadas. Para ello, propone un modelo similar al Consorcio existente en Barcelona, ciudad en la que ve 'un modelo a imitar'. En su opinión, la Ciudad Condal ha sabido desarrollar mejor su turismo, a pesar incluso de la subida de tasas y ha logrado posicionar su imagen de forma 'perfecta' en el mercado internacional.

Reconoce que también ha ayudado que esta ciudad supone un redistribuidor de tráficos turísticos, teniendo en cuenta que el 70% de su mercado es internacional, frente a Madrid donde el 50% de su mercado es nacional, marcado por tanto por la crisis de demanda y por 'políticas contradictoras'. 'Tal es el caso de la incentivación del uso del tren, al tiempo que se suben de forma notable los costes operativos del avión. Esos trasvase de tráficos evidentemente no benefician a Barajas', lamentó Zoreda.

Como solución, propone un esfuerzo para mejorar la gestión turística en coordinación directa con el sector privado en una nueva gobernanza siguiendo el modelo catalán. 'La mayor unidad de acción podría hacer que Madrid consiguiera mejorar su posición en mercados internacionales', justificó Zoreda que recordó que la subida de tasas aéreas y como consecuencia, la caída de los pasajeros en los siete principales aeropuertos del país, también ha tenido su influencia en la caída de turistas en la capital.