Público
Público

Los activistas advierten a Marruecos de que "se cuide", porque habrá más acciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La expedición de activistas canarios que se manifestaron en El Aaiún en favor de la libertad del Sahara advirtieron hoy a Marruecos de que "se cuide", porque habrá más acciones, más "SaharAcciones", para denunciar la ocupación del territorio y la vulneración de los derechos humanos.

Los catorce activistas, que fueron golpeados y detenidos por las autoridades marroquíes tras manifestarse en las calles de El Aaiún a favor de la autodeterminación del pueblo saharaui, aterrizaron al mediodía en el aeropuerto de Tenerife Norte procedentes de Gran Canaria, a donde habían llegado a primera hora de la mañana en barco desde el Sahara Occidental.

En el aeropuerto fueron recibidos por varias decenas de simpatizantes de la causa saharaui, muchos de ellos miembros de la asociación SaharAcciones.

Pese a los golpes recibidos, se mostraron satisfechos por haber conseguido su objetivo de romper el "velo informativo" sobre las violaciones de los derechos humanos y la situación que viven los saharauis.

"Nosotros no somos la noticia, la noticia es la situación de los derechos humanos y la necesidad de reivindicar la autodeterminación del pueblo saharaui", dijo Gonzalo Rodríguez, que actuó como portavoz del grupo.

Anunció que las acciones se repetirán y dijo a Marruecos "que se cuide", ante cualquier nueva "saharacción" pacífica, que podrá ser realizada por "toda persona, extranjera o no extranjera que vaya a pisar tierra de Marruecos o de los territorios ocupados por esa potencia terrorista".

"Esta no es una acción de cuatro turistas que se lanzan al vacío, sabíamos perfectamente lo que iba a pasar. No somos niñatos ni niñatas dispuestos a que nos agredan, somos gente que cree firmemente en esta causa. No somos turistas, esto es una acción política con la intención de hacer valer la solidaridad entre los pueblos", afirmó.

Aseguró que la conculcación permanente de los derechos humanos en el Sahara "es fruto de los intereses capitalistas de potencias como España y Francia y de la propia Unión Europea, que saquea permanentemente y roba los recursos naturales propios del pueblo saharaui".

Esperanza Jorge, otra de las activistas, exigió al Gobierno español que deje de participar en la expoliación de sus recursos naturales (del Sahara), guiado por intereses económicos y geoestratégicos.

"Hemos sido golpeados, ultrajados, insultados y escupidos, pero no es nada comparado con las violaciones, desapariciones y muertes" que tratan de ocultar Francia y Naciones Unidas, agregó.