Público
Público

El actor Jordi Mollà muestra su faceta de pintor en la exposición "Retratos de familias"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El polifacético actor y director de cine catalán Jordi Mollà exhibe ahora su faceta como pintor en "Retratos de familias", una serie de lienzos que expone en la Galería Carmen de la Guerra de Madrid y en la que muestra lienzos relacionados con la familia genérica, no con la suya, y con su procedencia.

Según ha indicado Mollà a Efe, se trata de lienzos "figurativos", expresionistas y pintados "con la mirada de un niño aunque desde la perspectiva del adulto", y ha aclarado que en ellos no traza imágenes de ninguna familia concreta, "sino de las familias en general, de conversaciones que oigo y de situaciones que vivo".

Los catorce lienzos que se expondrán en la galería madrileña hasta finales de febrero pertenecen a una serie realizada por Mollà en 2006 y que no había querido mostrar hasta ahora, aunque la galerista le convenció para que esos "cuadros de intimidad" vieran la luz y pudieran ser contemplados ahora por el público.

"Cada cuadro encuentra su casa", ha asegurado a Efe el actor, quien define como "más placentero" el arte de la pintura pero reconoce el mundo del cine le ha dado "más satisfacciones, no exentas de muchos disgustos".

Aunque los lienzos son cuadros que tienen que ver con la familia, el actor aclara que esto no quiere decir que sean relativos a su familia, sino que están ligados a su procedencia "en un sentido genético, sanguíneo, emocional y educacional", y muestran una pintura "libre" en cuanto a técnicas y contenidos.

Mollà ha asegurado que "gracias a Dios, no sé captar la realidad pintando; pinto lo que sé, no lo que veo", y se ha lamentado de las críticas a sus "oscuras" pinturas, al señalar que siempre que ve un cuadro hermoso con una casa preciosa "desconfío de lo que esa bonita casa esconderá dentro".

"Padres", "Genes", "Casa", "Hermandad" son títulos de los lienzos incluidos en esta serie, ante el convencimiento de Jordi Mollà de que "todos formamos parte de una familia" en la que de niños "te llenan de etiquetas y luego, para sacarlas, para ser tú mismo, te arrancas la piel".

Reconoce que en estos cuadros hay mucho de búsqueda personal, de sí mismo, por lo que admite que la exposición "tiene un valor íntimo" que desea compartir con el público.

Mollà, que encontró en la pintura "a un amigo" durante su larga estancia en París, se ha mostrado convencido de que en esta exposición el público encontrará una forma de ejecutar las obras "más explícita y figurativa", en la que, en contra de su norma general, pone nombre a los lienzos, pintados por la mañana, "cuando las cosas se ven más claras".

Toda la serie está realizada con material escolar, rotuladores de color rojo, lápices, tiza negra, explosiones de betún de judea, aunque la visión y su configuración "es muy de adulto".

El carismático actor de "Jamón, jamón" y director de "No somos nadie" ha propuesto a la galería exhibir sus cuadros dentro de lo que podría ser un salón de cualquier familia "acomodada", con muebles de Luis XIV, en un intento de parecer "que todo va bien, aunque debajo de la moqueta haya un ruido particular".

Respecto al hecho de que cada vez más actores compaginen esa faceta con otras aficiones, como la pintura, la música o la moda, considera que forma parte de este siglo "el querer abarcar más campos artísticos" ante la necesidad de expresar lo que cada uno siente y de sacar el potencial de artista "que llevas dentro".