Público
Público

Los actores de Hollywood, aún divididos sobre una posible huelga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Steve Gorman

Los miembros de línea dura se impusieron el martes en el Sindicato de Actores de Pantalla de Estados Unidos, y pararon los intentos de los moderados de echar por tierra un plan para celebrar un referéndum sobre una huelga y retirar al equipo negociador al que acusan de las estancadas conversaciones contractuales con los grandes estudios de Hollywood.

El resultado de la reunión de 30 horas de la junta nacional del profundamente dividido Sindicato de Actores de Pantalla (SAG, por sus siglas en inglés) dejó dudas, sin embargo, sobre cuándo los líderes sindicales podrían seguir adelante con su plan de solicitar autorización formal a las bases para una huelga.

Ante el respaldo cada vez menor a la autorización a una huelga en medio de un difícil escenario económico, los líderes del SAG anunciaron el mes pasado que aplazarían la consulta durante al menos tres semanas, hasta después de la reunión de la junta del 12 y 13 de enero, con la esperanza de lograr un consenso.

En un seco comunicado emitido al final de la sesión a puerta cerrada, el SAG únicamente dijo que "no se adoptaron medidas importantes" y que no se había fijado una fecha para el envío de correos sobre la anteriormente aprobada votación sobre la huelga.

La incertidumbre sobre la consulta sobre la huelga también hizo dudar sobre si el Oscar podría verse envuelto el próximo mes en la disputa laboral.

Los 120.000 miembros del SAG llevan sin un contrato de películas y televisión desde que su antiguo acuerdo venció el 30 de junio, después de que los estudios presentaran su oferta "final".

Esa propuesta esencialmente copia los términos aceptados por otros grupos laborales de Hollywood, entre ellos un sindicato de actores más pequeño, la Federación Estadounidense de Artistas de Radio y Televisión.

El presidente del SAG, Alan Rosenberg, y su director ejecutivo, Doug Allen, han seguido presionando para conseguir un acuerdo mejor, cumpliendo su promesa de que adoptarían una postura más dura en las negociaciones que sus predecesores anteriores por temas que se centran en cómo se debería pagar a los actores por su trabajo distribuido en Internet.

George Clooney, Tom Hanks y Sally Field están entre las decenas de actores famosos que han prestado su nombre a la campaña contra la autorización a la huelga, que necesita de una mayoría del 75 por ciento para ser aprobada.

Mel Gibson, Martin Sheen y Holly Hunter están entre los actores que respaldan la realización del referéndum.