Público
Público

El acueducto volador

El monumento más famoso de Segovia flotará en el aire gracias a una novedosa intervención artística.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pocas veces a lo largo de su milenaria historia el acueducto de Segovia se habrá metamorfoseado tanto como va a hacerlo entre el 30 de julio y el 20 de agosto: durante estos días, la intervención artística del vallisoletano Eugenio Ampudia hará que este monumento vuele, se ilumine y hasta cambie de color en función de los sonidos emitidos por los ciudadanos.

La intervención artística, que se presenta bajo el nombre de Conductus Vocis, servirá para conmemorar el 125 aniversario de la declaración del edificio como monumento nacional, y se enmarca dentro del primer Festival de Intervenciones Artísticas en Espacios Urbanos OxigenARTE. El evento, organizado por el Ayuntamiento de Segovia, pretende que espacios y rincones emblemáticos de la ciudad se conviertan en escenarios para la creación de arte contemporáneo de carácter efímero.

La original instalación de Eugenio Ampudia se compone de tres intervenciones. La primera ocultará la base del acueducto para dar la sensación de que el monumento flota. La segunda requiere la participación de ciudadanos y visitantes, pues transformará los sonidos que ellos emitan en una intervención luminosa que se proyectará sobre el acueducto. Tres micrófonos recogerán los sonidos de los espectadores en la Plaza del Azoguejo. El acueducto se transformará en un gran ecualizador y cada pilar en un vúmetro, de tal modo que según lo que vayan diciendo los participantes, cada uno de ellos subirá en diferentes colores. La última intervención también requiere participación ciudadana: el compositor Juan Manuel Artero traducirá los sonidos emitidos por el público en otros relacionados con el universo sonoro del agua.