Público
Público

"El acuerdo pasa por el regreso del presidente"

Entrevista a Enrique Reina, secretario de Zelaya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Es una de las personas más cercanas al presidente Manuel Zelaya. Hasta el 28 de junio era su secretario privado. Desde Honduras habla del temor que rodea a quienes se oponen al golpe de Estado y también de las posibles vías para solucionar el conflicto.

¿Zelaya ha admitido el adelanto de las elecciones como posible solución?

No lo ha dicho todavía. Ha aceptado la mediación que ha ofrecido el presidente costarricense Óscar Arias. Eso ha generado mucha expectativa y se verá si hay posibilidades de llegar a algún tipo de acuerdo.

¿Por qué a través de Costa Rica?

Se busca un punto neutro. El régimen de Micheletti, que tiene un pavor tremendo a las ideas progresistas, nos ha hecho volver a época de la Guerra Fría. Arias es alguien respetado y es un ciudadano centroamericano que está dentro del sistema de integración regional.

¿Es posible que la clave esté en el adelanto de los comicios?

La Constitución fija la fecha de las elecciones en el último domingo de noviembre. Tendría que revisar si han hecho alguna reforma al respecto. Se puede encontrar una ruta siempre que el presidente vuelva al poder y siempre que se pueda conciliar al país.

¿Contemplan una amnistía al Gobierno de facto?

No sé si el presidente podría proponer un indulto. Habría que ver. No me atrevo a avanzar ninguna propuesta porque esto surgirá dentro del proceso de negociación.

¿Cómo está la situación en Honduras?

Es bastante insegura porque no se ha establecido ningún tipo de garantías. El golpe lo apoyó hasta el Comisionado de Derechos Humanos a través de su defensor del pueblo, Ramón Custodio, que fue reelegido por Micheletti en 2008 a través del Congreso.

Como miembro del Gobierno de Zelaya, ¿se siente en peligro?

No nos movemos con libertad ni en público, pero el mayor miedo lo tiene la población civil por las dos personas que mataron el pasado domingo.

¿Siguen cerrados los medios de comunicación contrarios al golpe?

Algunos vuelven a funcionar, pero se percibe el miedo. Periodistas que normalmente han sido críticos de cualquier situación anómala en el país están siendo ahora muy comedidos. Casi nadie habla de un golpe de Estado. Se respira una manipulación típica del estalinismo o del nazismo que yo, que tengo 40 años, no esperaba vivir.