Público
Público

El acuerdo entre PPC y CiU permitirá la aprobación de los prespuestos catalanes

 El PPC se abstendrá en la próxima votación de presupuestos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PPC ha firmado ya con CiU el acuerdo por el que se compromete a abstenerse en los presupuestos para 2011, y ha ofrecido al presidente catalán, Artur Mas, sellar otro sobre el empleo juvenil, las políticas de empleo, la Formación Profesional y el apoyo a los emprendedores y a las pymes.

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Efe, la presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha confirmado que hace 'algunas horas' que ambos partidos han firmado el pacto sobre los presupuestos de la Generalitat para este año.

Ya ha avanzado, sin embargo, que el PPC ha arrancado el compromiso de reforma del decreto que regula la cartera de servicios sanitarios públicos que se ofrecen a los ciudadanos para que tengan prioridad intervenciones 'cardiovasculares', por ejemplo, por encima de otras como el cambio de sexo.

Ha precisado que no habrá 'fotografía' con CiU, porque su partido no lo ha creído 'necesario', y ha destacado la 'responsabilidad' de su formación por facilitar la aprobación de las cuentas.

Sánchez-Camacho ha asegurado que tenía 'poco margen' para negociar, porque el 80% de los recursos para 2011 ya estaban comprometidos, pero ha destacado que ha arrancado mejoras en el ámbito sanitario que tendrán incidencia en 2012, el último escollo que anoche separaba a ambos partidos.

Lejos quedan aquellos tiempos en los que Artur Más pasó por el notario para asegurar que no pactaría con el PP,  la grave confrontación entre PP y CIU por el recurso del PP al Estatut y la posterior sentencia del TC o las tensiones producidas por la política lingüística.  Tras las elecciones catalanas y las elecciones del 22-M, ambos partidos han decidido olvidar sus diferencias y pactar en los ayuntamientos y  el Parlament. 

Con este pacto se rompe con las fuertes tensiones que existían entre el PP y CiU durante la anterior legislatura nacional. Después de la derrota del PP en 2008 en la que Catalunya jugó un papel clave, Rajoy fue consciente de la necesidad de moderar el discurso sobre Catalunya y el PP rompió con el aislamiento que sufría en el Parlament. También ha facilitado el acuerdo la sintonía en materia económica entre el PP y CiU  y la coincidencia en las recetas para acabar con la crisis económica.

Hasta cierto punto, estos acuerdos recuerdan a la situación de Aznar y Pujol que culminó con los Acuerdos del Majestic. Algo que ha sido negado recientemente por el president Mas.