Público
Público

El acuerdo previsto entre Islamabad y un grupo terrorista causa malestar en EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un acuerdo de paz entre el nuevo gobierno de Pakistán y un grupo talibán de ese país, que presuntamente se ultima para que entre en vigor en un futuro muy próximo, ha generado malestar en Washington, informó hoy el diario "The New York Times".

Según el rotativo neoyorquino, que afirma haber tenido acceso al texto del acuerdo de 15 puntos, éste prevé la retirada de las fuerzas armadas de la zona tribal de Waziristán del sur, fronteriza con Afganistán, a cambio del cese de ataques terroristas y el fin de la colaboración de los talibanes paquistaníes con miembros de Al Qaeda y otros militantes extranjeros.

La portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, mostró su preocupación por este acuerdo y dijo que anima a las autoridades paquistaníes a "seguir luchando contra los terroristas y no entorpecer las operaciones de seguridad o militares en marcha para evitar que (la zona) sea un refugio seguro para ellos".

Un "funcionario estadounidense" que mantuvo su anonimato señaló al diario que han "visto los acuerdos que han hecho en el pasado y no funcionan", en aparente alusión al pacto alcanzado en Waziristán del norte en septiembre de 2006.

Un importante líder de los talibanes paquistaníes, Baitulá Mehsud, acusado de estar relacionado con el asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto en diciembre pasado, anunció el miércoles un alto el fuego y amenazó con castigar a aquellos militantes que no lo respetasen.

El Partido Popular de Pakistán (PPP), la fuerza más importante del nuevo gobierno de coalición, dio la bienvenida al alto el fuego anunciado por Mehsud, pero advirtió de que "no se ha cerrado ningún pacto" y que las negociaciones aún continúan, en palabras de un portavoz citado por "The New York Times", Farhatula Babar.

Según el rotativo, el acuerdo de paz comprenderá un intercambio de prisioneros y la retirada paulatina de las tropas del Ejército actualmente desplegadas en el territorio que el grupo de Mehsud, el Tehrik-i-Taliban, considera suyo.

El texto exige a las partes cumplir con lo pactado pese a eventuales presiones internas o externas, en posible alusión a intentos de Estados Unidos de convencer al gobierno de Islamabad a romper el acuerdo.

Un portavoz de Tehrik-i-Taliban, Maulavi Omar, dijo al diario neoyorquino que el Ejército ya había comenzado su retirada de la parte de Waziristán del sur que reclama Mehsud.

Sin embargo, un portavoz militar, el mayor general Athar Abbas, lo desmintió. "Todavía no, hasta ahora no hemos recibido órdenes algunas del gobierno en ese sentido", dijo.