Publicado: 14.11.2013 18:10 |Actualizado: 14.11.2013 18:10

Sin acuerdo la primera negociación desde el ultimátum de Botella

La huelga de limpieza viaria y jardinería de Madrid continúa después de que sindicatos y patronal no acercan posturas en la negociación del convenio colectivos de este jueves

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Primera reunión desde que la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, diera su ultimátum y primer desencuentro. Empresas de limpieza y sindicatos del sector no han llegado a un acuerdo en la negociación del convenio colectivo que ha tenido lugar este jueves, por lo que la huelga, que se alarga ya diez días, continuará al menos un día más.

El sábado acaba el plazo que el miércoles dio del Ayuntamiento para que se alcance el acuerdo que suponga el final del paro indefinido convocado por los sindicatos UGT, CCOO y CGT contra los más de mil despidos anunciados por las empresas concesionarias FCC, Sacyr y OHL-Ascan.

De no resolverse antes de la tarde de este sábado, el Consistorio elevará una denuncia al Ministerio Fiscal alegando que los servicios mínimo decretados -del 40% en limpieza y del 25% en jardinería- no se están cumpliendo en su totalidad, un cumplimiento del que se encargará la empresa pública Tragsa, afirmó el miércoles en rueda de prensa convocada de urgencia la regidora Ana Botella.

Según ha confirmado a Público el representante de CCOO en el encuentro, Félix Carrión, los sindicatos se han levantado de la mesa y han dado por concluida la negociación de este jueves después de que a patronal Aselip rechazara su propuesta de congelación salarial durante los dos próximos años. "Les hemos ofrecido quedarnos como estamos, que pensamos que ya es bastante, pero su respuesta ha sido que nos mantienen la media para del bocadillo",ha criticado el sindicalista.

La otra oferta de las empresas concesionarias también incluía reducir a cuatro los cinco días de reducción de jornada y salario al mes que plantean en el nuevo convenio colectivo que sustituirá al actual, el cual expira este diciembre.

Según Carrión, la oferta de las concesionarias "es ridícula para el montante total de lo que nos plantean", que implica una reducción salarial superior al 40%, un aumento de la jornada laboral, trabajar de lunes a domingo a libre disposición de la empresa y otras medidas.

Las tres empresas que presentaron EREs han citado a los sindicatos la tarde del viernes  para volver a negociar un acuerdo dentro del plazo que dio Botella, sin embargo, Carrión no prevé que se alcance un acuerdo teniendo en cuenta las últimas negociaciones.

"Nos ofrecen una reducción de despidos pero nos lo quitan por otros sitios: con rebajas salariales adicionales a la del convenio, con un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de 30 días durante los primeros cuatro años de contrato, ...", ha explicado Carrión.